La ESA lanza al espacio un segundo satélite de retransmisión de datos

- 08 de agosto de 2019 - 00:00
El despegue del cohete que llevó al espacio al segundo satélite lanzado por la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), fue retransmitido por cadenas televisivas. El EDRS-C es de transmisión de datos.
Foto: EFE

El EDRS-C permite observar a la Tierra casi en tiempo real. Este operará junto a su gemelo, el EDRS-A, que fue lanzado al espacio en enero de 2016. En tanto que, se prevé, el cohete Falcon 9 funcionará por 20 años.

La Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) anunció el lanzamiento del segundo satélite de la constelación que conforma el Sistema Europeo de Retransmisión de Datos (EDRS).

La puesta en órbita se ha realizado desde el Puerto Espacial Europeo de Kurú, en la Guayana Francesa, ha indicado la fuente.

“El EDRS permite observar la Tierra en tiempo casi real, acelerando así la respuesta a situaciones de emergencia y estimulando el desarrollo de nuevos productos y servicios que creen empleo y aumenten la prosperidad”, indicó la agencia en un comunicado.

Este satélite, denominado EDRS-C, salió la pasada tarde de Kurú a bordo del cohete Ariane 5 y operará en órbita geoestacionaria junto a su gemelo EDRS-A, lanzado en enero de 2016.  

Este último lleva desde entonces transmitiendo diariamente imágenes de la Tierra adquiridas por los cuatro satélites de observación Sentinel del programa Copernicus, y reenviará información desde la Estación Espacial Internacional una vez que el equipo necesario quede instalado fuera del laboratorio europeo Columbus.

“El EDRS es un sistema de satélites europeo nuevo e independiente, fruto de la colaboración público-privada entre la ESA y Airbus, como parte de los esfuerzos de la Agencia por reunir a la industria en torno a programas a gran escala, estimulando así el desarrollo tecnológico para obtener beneficios económicos”, apuntó.

El sistema creado por Airbus utiliza una tecnología láser para acortar el tiempo necesario para el envío de información de los satélites de observación de la Tierra.

Otro despegue
Mientras tanto, el cohete Falcon 9 de la empresa privada Space X despegó con éxito el último martes desde Cabo Cañaveral (Florida, EE. UU.) con el satélite de comunicaciones AMOS-17 a bordo, que potenciará la conexión en el continente africano.

Tras un retraso de unos 30 minutos debido al mal tiempo, la firma de Elon Musk inició su misión sobre  las 7.23 de la tarde, hora local (23.23 GMT), cuando el Falcon 9 despegó desde la plataforma del Complejo de Lanzamiento 40 de la base floridana, y unos tres minutos después la primera etapa del cohete se separó de la segunda.

Al cabo de 32 minutos del despegue, el satélite de $ 161 millones, según la cadena CNN, y diseñado por la firma israelí Spacecom, finalmente fue puesto en órbita sobre África central.

El AMOS-17 ha sido fabricado con tecnología de la compañía Boeing, en lo que es una inusual alianza entre esta firma y SpaceX, competidores principales en la carrera espacial comercial, si bien no es la primera vez que ambas suman fuerzas para un lanzamiento, como ocurrió en 2014 con el ORBCOMM.

El satélite lanzado este martes “está preparado para apoyar el crecimiento en una variedad de servicios de transmisión, banda ancha, movilidad y datos en todo el continente africano”, según una nota de SpaceX.

“Está previsto que AMOS-17 esté en funcionamiento durante un mínimo de 20 años, lo que permite un servicio estable y duradero”, agrega el comunicado.

El lanzamiento estaba previsto en un inicio para el sábado pasado, pero SpaceX decidió postergarlo para reemplazar una válvula y revisar los motores del cohete.

Aunque normalmente la firma espacial suele recuperar una parte de los cohetes, ya sea en tierra o en una plataforma dispuesta en el océano, para ser reutilizados, en esta ocasión no lo hará.

El lanzamiento es el segundo que emprende SpaceX con la compañía Spacecom, con sede en Tel Aviv, tras el fallido intento de 2016, cuando una explosión durante una prueba previa impidió el lanzamiento del satélite AMOS-6. (I)   

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: