Publicidad

Ecuador, 04 de Marzo de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Sornoza, el “artista” escondido

Sornoza, el “artista” escondido
24 de marzo de 2011 - 00:00

Junior Sornoza, el armador de la Sub 17, tenía en mente dedicarse a una profesión lejos del fútbol, pero a los 12 años su vida cambió de rumbo para dedicarse por completo a este deporte.
De pequeño le gustaba cantar y pensaba que su futuro estaba por el camino musical. Su madre lo llevaba a demostrar sus dotes de artista en algunos lugares, pero donde Junior más recuerda haberlo hecho es en su escuela, en Portoviejo.

“Me gustaba mucho y recuerdo que cantaba en mi grado y mis compañeros me aplaudían. Las canciones románticas eran mis favoritas”, recordó Sornoza, sin evitar sentir algo de vergüenza.
Hoy (19:10), alejado de los micrófonos, Sornoza intentará brillar con en los dos últimos cotejos de la Tricolor, cuando juegue el último partido del Grupo A contra Argentina en el estadio Bellavista de Ambato.

“Cerro Viejo”, como lo conocen sus amigos en la selección, dejó el canto por el balompié a los 12 años, cuando su padre lo inscribió en una escuela de fútbol en su ciudad natal.

“Mi papá vio que tenía condiciones y me dijo que me dedique de lleno al fútbol. Desde ahí  me he empeñado en entrenar y  jugar, y me ha ido bien”, aseguró.

Ese apodo le puso un entrenador, que no recuerda el nombre, cuando tenía unos 12 años. “Un profe me vio jugar y como yo estaba con personas mayores, me empezó a decir así”, reveló.

Después de su época de cantante, nunca más volvió a tomar un micrófono. “Ya no canto, pero sí me gusta escuchar música. Creo que la romántica se quedó en mi cabeza, porque aún la escucho”, dijo el jugador.

A pesar de que ya no se subirá a un escenario a cantar temas propios, como alguna vez soñó, hoy integra una “banda” más grande, donde él es el “cantante principal”. O si se tratara de una orquesta, él sería el director y quien llevase la batuta.

En la cancha, es el armador y por donde la mayoría de balones pasa, para crear una acción de peligro o terminar él mismo la jugada, con un tiro al arco, que ya en dos ocasiones ha sido motivo de festejo por el gol conseguido.

El portovejense reconoció que siempre jugó como enganche, porque mientras era dirigido en su tierra por el DT León Pincay, se dio cuenta de un detalle. “Él (Pincay) me dijo que a mí no me gustaba marcar mucho, eso es cierto, y me puso a jugar en esa posición. Desde ahí nunca más dejé de jugar como armador”, dijo.

El “diez”  espera repetir sus actuaciones de los últimos cotejos. Confesó que, en los primeros encuentros, él y sus compañeros salieron algo nerviosos a la cancha.

“Nos falta sostener el ritmo, sobre todo cuando estamos ganando, porque se nos ha complicado un poco luego del primer gol. Pero ya no nos sentimos tensos como al principio”, aseguró.

La tranquilidad llegó a la “Mini-Tri” después de lograr la clasificación al hexagonal final, pero no quiere perder el invicto que mantiene hasta el momento con dos victorias y un empate.

“Eso (salir invictos) nos hemos propuesto con los muchachos. No vamos a regalar nada, así estemos ya adentro. Vamos a ver qué propone Argentino”, añadió.

El jugador de Independiente del Valle llegó hace dos años a Quito para vincularse al club de Sangolquí. Antes, en su ciudad, jugó en Cristo Rey y en la selección de Manabí. Después de actuar para este último, se sumó a la selección Sub 15 y desde ahí llegó a Independiente.

Vive en la residencia del club, ubicada en Sangolquí, junto al resto de sus  compañeros de la categoría. Cada 15 días viaja a Portoviejo, para estar con su familia y su novia (Sarita Laso),  pasar un momento en la playa o descansar en su hogar.

Buen ambiente en la práctica

En el último entrenamiento de la selección en Quito, la alegría y la camaradería se sintieron en la cancha.

Los seleccionados se dieron tiempo para bromear entre ellos, e incluso practicar los festejos, si llegan a anotar contra los argentinos, hoy en el Bellavista de Ambato.

“Estamos tranquilos y motivados porque clasificamos al hexagonal, pero no nos queremos  conformar con eso. Es  un paso para poder llegar al Mundial”, expresó Ridder Alcívar, capitán del equipo.

La fase final se iniciará el próximo 28 de marzo en Latacunga, donde se jugarán tres partidos. Resta conocer las posiciones finales en cada grupo para determinar el orden de los encuentros en cada jornada.

Contenido externo patrocinado