Ellas no quieren tu silbido, quieren tu respeto

El 42% de las mujeres encuestadas reveló ser víctima de violencia psicológica en espacios públicos.
17 de enero de 2021 07:00
Carlos Almeida / El Telégrafo
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:

Valora este artículo

(0 votos)

El 25 de octubre de 2018, el Concejo Municipal de Portoviejo aprobó la Ordenanza Municipal para la Prevención de la Violencia de Género en los Espacios Públicos y Privados del Cantón, con lo que dio un paso gigante para la prevención y erradicación de la violencia de género.

Esta Ordenanza Municipal -que fue construida participativamente con organizaciones sociales, e instancias públicas y privadas, que implementan acciones, programas y políticas de género a nivel cantonal y nacional- marcó un hito histórico para el cantón. Partió del levantamiento de una investigación sobre la percepción de las mujeres respecto de la violencia en los espacios públicos de la ciudad, realizada por la Universidad Técnica de Manabí (UTM), en coordinación con el Consejo Cantonal para la Protección de Derechos CCPDP, y con la asistencia técnica de Fundación ESQUEL.

De los datos más relevantes que se recogieron en la investigación, las mujeres encuestadas señalaron en el 25% de los casos a las calles y otro 25% al transporte público como los lugares más inseguros para ellas; seguidos de los mercados y las paradas de buses con el 15% y 14%, respectivamente. Esto sustentó que el cantón Portoviejo incluya en su Ordenanza Municipal un capítulo denominado De los proyectos de prevención y protección frente a la violencia de género, que en su artículo 25, numerales 2 y 3 establece la prioridad de la implementación de procesos de formación en género, inclusión y derechos, para policías municipales y agentes civiles de tránsito; y, transportistas. En el caso de los primeros, se especificó la obligatoriedad de la aprobación del curso de manera anual; y, en el caso de los segundos, como requisito para la obtención de los permisos de funcionamiento en el territorio cantonal.

Asimismo, el hecho de que el 42% de las mujeres encuestadas haya manifestado haber sido víctima de violencia psicológica en los espacios públicos, el 46% de violencia física y el 12% violencia sexual; y, que el 75 % de las encuestadas se sienta insegura en los espacios públicos de Portoviejo, e identifique como principales actores de acoso, miradas morbosas y palabras despectivas o machistas hacia las mujeres a los obreros de las construcciones en general, la Ordenanza Municipal para prevenir conductas de acoso basado en género, dispone en su artículo 26, numeral 2, que se deben generar campañas de concienciación sobre violencia de género destinadas a obreros de las construcciones. Pero no solo eso, además dispone que en todas las obras de construcción que se regulan en el Desarrollo y Ordenamiento Territorial del cantón Portoviejo, el propietario y/o profesional responsable de la construcción deberá colocar un letrero con la leyenda que diga que en ese lugar de trabajo no se acosa a las mujeres, ni se les dice piropos, ni se da una opinión no solicitada sobre el cuerpo o aspecto físico de las transeúntes.

Foto: Cortesía Municipio de Portoviejo

La Ordenanza Municipal también define en su artículo 27 Programas y Proyectos de Atención integral y especializada que permitan “asistir a las personas víctimas de violencia de género, en particular a las mujeres, sus familias y entornos inmediatos, con métodos y técnicas adecuadas para cubrir sus necesidades de salud, psicológicas, legales, sociales, entre otras, destinando equipos profesionales multidisciplinarios articulados en una sola red de atención integral” (GAD Municipal de Portoviejo, 2018); y, en su artículo 28 la implementación de proyectos de atención emergente, complementarios y ampliados.

Así se transversalizó la Ley Orgánica Integral para la Prevención y Erradicación de la Violencia Hacia las Mujeres, de ahí que reconozca todos los tipos de violencia que se encuentran recogidos en la Ley y que reconozca a las mujeres en su diversidad y a lo largo de su ciclo de vida. De manera específica para mitigar el impacto que tiene la violencia simbólica, sobre todo en los cuerpos y vida de los niños y adolescentes delega al Comité Cantonal definir instrumentos para el estricto control de todo espectáculo público, con el fin de prohibir, suspender o clausurar aquellos en los que se promueva la violencia o discriminación o la reproducción de estereotipos que reproducen desigualdad o que los exponen desde su apariencia física.

El objetivo del cantón Portoviejo es convertirse en la mejor ciudad para vivir del Ecuador, y para ello su posición firme para luchar contra la violencia hacia las mujeres, marca un precedente histórico que le ha posibilitado tener varios reconocimientos y certificaciones como: Municipio Saludable, Municipio Guardián de la Lucha Contra la Violencia de Género; e, Institución Segura y Libre de Violencia Hacia las Mujeres.

Muchas historias tendrá que contar Portoviejo, sobre todo cómo ha logrado levantarse de un terremoto que devastó a la población y a sus familias, pero principalmente cómo hizo de un desastre una hermosa oportunidad para transformarse de manera integral, decidiendo junto a sus autoridades reconocer la violencia, nombrarla y hacerle frente, caminando a paso firme para convertirse en una ciudad libre de violencia y garante de derechos. (O)

Te recomendamos

Las más leídas