Zoológico de Quito emprende campaña contra el tráfico de tortugas

En lo que va de este 2020, se han decomisado 954 animales vivos en Ecuador, en su mayoría son monos, aves y tortugas, cuyo destino estimado era el mercado de mascotas.
30 de octubre 18:16

El Zoológico de Quito ha emprendido una campaña de sensibilización contra el tráfico y mascotización de tortugas, denominada “Las tortugas no somos mascotas”. Esto debido a que muchas personas aprovechan su visita a las playas para extraer a esta especie de su hábitat.

En lo que va del 2020, se han decomisado 954 animales vivos en Ecuador, en su mayoría son monos, aves y tortugas, cuyo destino estimado era el mercado de mascotas.

Ocho de cada diez individuos silvestres, víctimas de este proceso ilegal, mueren antes de llegar a su destino como consecuencia del maltrato, el miedo y el estrés. Los pocos que sobreviven son vendidos como mascotas.

Para el efecto, el Zoo organizó el jueves 29 de octubre un webinar con representantes de instituciones y activistas que trabajan en el cuidado de las especies.

Para Julia Salvador, representante de Wildlife Conservation Society Ecuador, el problema de la mascotización nace por la facilidad de tener a las tortugas como mascotas, ya que, aparentemente, no exigen cuidados muy rigurosos para mantenerlas.

"El tráfico ilegal de especies silvestres produce riesgos de contagio de enfermedades zoonóticas entre diversas especies, lo cual es una amenaza integral a la fauna", explicó Salvador.

Añadió que alrededor del tráfico existe violencia, corrupción y enfermedades, por lo que le considera que esta es “una problemática bastante compleja en todos los sentidos, en toda América Latina”.

En tanto que Eliana Molineros, directora del proyecto Sacha, menciona que a las tortugas se las compra para "regalos de matiné", como cualquier cosa. Señala que adquirir a un individuo no es difícil, por lo que eso agrava el problema del mascotismo.

Indicó que Sacha siempre recibe tortugas de parte de gente que admite no saber que la mascotización es una mala práctica. Asegura que en dos años de gestión han recibido alrededor de 300 de estos animales.

En ese sentido, Gabriela Arévalo, directora de Educación para la Conservación del Zoológico de Quito,  recordó también como entre 2017-108, más de 150 tortugas Galápagos fueron extraídas y vendidas a China.

Desde el 2019 hasta octubre de 2020, el Zoológico de Quito ha recibido 113 tortugas de algunas variedades, como motelo, pintadilla, mordedora o taparrabo. Inclusive, llegaron 4 tortugas de orejas rojas, una especie exótica que no es propia de Ecuador. (I)