Vicepresidente ofreció agasajo a los niños con discapacidades

16 de diciembre de 2011 00:00

El Vicepresidente de la República, Lenín Moreno y su esposa, Rocío González, realizaron un homenaje navideño para los  niños con discapacidades e hijos de madres encarceladas, a quienes entregaron juguetes y fundas de caramelos.
Al evento completamente cargado de amor, risas y ternura, asistieron 600 niños con discapacidad, provenientes de diversas escuelas especiales.

“Hemos querido brindarles un momento de alegría y agradecemos la presencia de los pequeños a este evento, que también  lo realizaremos el próximo día jueves en la ciudad de Guayaquil y otros puntos del país”, manifestó Rocío González.

El vicepresidente, Lenín Moreno, fue recibido con un fuerte abrazo por parte de Susana Aguilar, madre de un niño con discapacidad, quien entre lágrimas le agradeció por la atención que destina a los miembros del grupo vulnerable.
“Ningún gobierno y mucho menos vicepresidentes nos han entregado tanto como Lenín Moreno. Yo,  públicamente le digo, Dios le pague por el apoyo que nos da mediante la Misión Manuela Espejo”, emocionada expresó Susana.

“Quiero aclarar que este agasajo  lo organizó  mi esposa, Rocío, ella tiene todo el mérito”, aclaró por su parte el Vicepresidente, que agregó que  Navidad es un día simbólico. “Todos los días del año tienen que ser días de amor, de solidaridad, de alegría, de buen humor y de fe, gracias a ustedes por su cariño y amor”, manifestó.

Isabel Maldonado, colaboradora de la coordinación del evento, expresó que a más de los niños con discapacidad estaban presentes 120 menores de edad, hijos de madres reclusas que forman parte de la Fundación Ganar.
Angélica Hidrovo educadora de esta fundación, contó que 60 niños viven en la institución y otros 60 son infantes vecinos de la zona.

“El trabajo con los hijos de mujeres privadas de la libertad es difícil, allí les damos vivienda y comida y deseamos articular convenios con la Vicepresidencia, ya que nuestros recursos son de organizaciones privadas”, añadió Hidrovo.
Otra de las instituciones que trabaja con niños con discapacidad y que estuvo presente en el evento ayer en la Plaza Deportiva en la ciudad de Quito, es el Instituto Fiscal de Educación Especial de niños ciegos y sordos Mariana de Jesús.

Silvana Gaibor maestra del instituto, señaló que el trabajo con los pequeños es increíble y lleno de gratificación. “Nosotros aprendemos de ellos cada día que compartimos y felicito el agasajo por parte del Vicepresidente y la atención que presta a las personas con capacidades diferentes”, agregó.

Esto lo confirma Amparo León, madre de Kevin, niño de 6 años que tiene retraso mental. “A Kevin le detectaron la deficiencia a poco más de año de nacido y al inicio fue duro y triste, pero él ha llenado nuestras vidas; para mí es un regalo del cielo”, manifestó Amparo, quien agradeció por el evento, donde hubo magia, música y regalos.

Los pequeños, visiblemente alegres, recibieron de las manos del Vicepresidente un obsequio de Navidad, y Lenín Moreno se llevó el abrazo de todos ellos.

Te recomendamos

Las más leídas