Universidad de Oxford iniciará esta semana pruebas en humanos de una vacuna contra el covid-19

- 21 de abril de 2020 - 14:23

Investigadores de la Universidad de Oxford comenzarán a realizar pruebas de una vacuna contra el covid-19 en humanos el jueves 23 de abril del 2020, anunció el ministro de Salud británico, Mat Hancock.

Hancock dijo que el Reino Unido invertirá dinero en un fondo internacional para el desarrollo de vacunas, al referirse a dos investigaciones en específico, del Imperial College de Londres y la Universidad de Oxford, que recibirían un total de 42,5 millones de libras para respaldar sus ensayos clínicos.

"Ambos proyectos prometedores están progresando rápidamente y les he dicho a los científicos que los dirigen que haremos todo lo que esté a nuestro alcance para apoyarlos", apuntó Hancock.

La vacuna desarrollada en Oxford comenzará los ensayos en personas este jueves; una etapa que a menudo puede tardar años en llegar.

El equipo de Oxford que lleva a cabo la investigación está dirigido por la profesora Sarah Gilbert, el profesor Andrew Pollard, la profesora Teresa Lambe, el Dr. Sandy Douglas y el profesor Adrian Hill.

En un comunicado, el equipo señaló que está centrando todos los esfuerzos en prepararse para el inicio de los ensayos.  "Nuestro brillante equipo ha estado trabajando incansablemente para llegar a este punto utilizando nuestras habilidades y experiencia en el desarrollo y las pruebas de vacunas, y hará el mejor trabajo posible para avanzar rápidamente y priorizar en todo momento la seguridad de los participantes del ensayo".

Los científicos eligieron un vector de vacuna de adenovirus de chimpancé (ChAdOx1), desarrollado en el Instituto Jenner de Oxford, como la tecnología de vacuna más adecuada para una vacuna contra el SARS-CoV-2, ya que puede generar una fuerte respuesta inmune de una dosis y no es un virus replicante, por lo que no puede causar una infección continua en el individuo vacunado.

"Esto también hace que sea más seguro darlo a niños, ancianos y cualquier persona con una afección preexistente como la diabetes", añade un comunicado de la universidad.

Los vectores adenovirales del chimpancé son un tipo de vacuna muy bien estudiado, que se ha utilizado de forma segura en miles de sujetos, de 1 semana a 90 años de edad, en vacunas dirigidas a más de 10 enfermedades diferentes. Los coronavirus tienen picos en forma de masa en sus capas externas. Las respuestas inmunitarias de otros estudios de coronavirus sugieren que estos son un buen objetivo para una vacuna.

La vacuna de Oxford contiene la secuencia genética de esta proteína de pico de superficie dentro de la construcción ChAdOx1. Después de la vacunación, se produce la proteína de pico de superficie del coronavirus, que prepara al sistema inmune para atacar el coronavirus si luego infecta el cuerpo.

El profesor Gilbert y su equipo desarrollaron antes una vacuna para otra enfermedad del coronavirus humano, que es el Síndrome Respiratorio del Medio Oriente (MERS), y esto ha demostrado ser prometedor en los primeros ensayos clínicos.

Al mismo tiempo que se prepara y realiza el primer ensayo clínico, la producción de la vacuna se está ampliando y está lista para ensayos más grandes y, potencialmente, para su futura implementación.

Si se demuestra su eficacia, una vacuna segura contra el coronavirus podría proporcionar una estrategia de salida para la pandemia y salvar vidas.

El virus ahora ha infectado a más de 125 000 personas y dejó unos 17 339 fallecidos en el Reino Unido, país que está en camino de convertirse en una de las naciones más afectadas del mundo por la pandemia. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP