Medicina y Enfermería “reinan” entre los postulantes a las universidades

- 14 de agosto de 2018 - 12:32
La carrera de Medicina es la más demandada. Así lo demuestran estudiantes de la Universidad Técnica de Ambato.
Foto: Roberto Chávez | EL TELÉGRAFO

Las carreras tradicionales como Medicina o Administración de Empresas conservan la simpatía de los estudiantes como la alternativa para el pregrado.

El 72% de la oferta académica disponible para la educación superior pública ya está asignado entre las 175.360 personas que postularon en la primera etapa.

Así lo informó ayer la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt).

Por eso, hasta este jueves cada beneficiario de una carrera podrá aceptar o rechazar, y en caso de no considerarse ese cupo el sistema hará una nueva asignación entre el 18 y 20 de este mes.

“Hay que aclarar que para la nueva asignación habrá menos cupos porque solo quedará el 28% para distribuirse entre los postulantes”, refirió Adrián Bonilla, titular de la Senescyt encargado.

El funcionario precisó que el 81% de la asignación que se entrega corresponde a la primera  y segunda opción que ingresaron los postulantes en sus cuentas, el 8% a la tercera, 6% a la cuarta y 5% a la quinta.

Además indicó que existirán alrededor de 50.000 personas que no accederán a una carrera -por la diferencia numérica entre la oferta académica: 124.000 cupos y  175.360 postulantes.

“Para ellos hay la opción de forma inmediata de acceder a un curso de nivelación gratuito brindado por la Senescyt que les prepara para rendir la próxima prueba Ser Bachiller y eso es una compensación de la educación secundaria porque es una preparación muy específica para la nueva evaluación”.

La nivelación pública se oferta desde el año anterior y según la Senescyt permitió mejorar el promedio de la evaluación anterior.

“Con ello los estudiantes lograron notas más altas que les permitieron acceder a las carreras de su interés”.

A esta opción se apuntará Daniela Fierro, una joven bachiller de 18 años que no logró cupo para ninguna de las 5 carreras que escogió en universidades de Quito, aunque tiene 3 postulaciones más, antes del inicio del nuevo semestre.

Por los pocos cupos que quedan disponibles cree improbable que  ingrese este año a Administración de Empresas o Finanzas, como era su deseo, una de las más demandadas del país.

“Me formé en Contabilidad y mi anhelo es seguir una carrera relacionada a ese ámbito porque creo que ahí existen muchas posibilidades de trabajo”.

De acuerdo a información emitida en junio de este año por la Senescyt, ramas como la agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca  (que concentran alrededor del 30% de empleos en el país) no son del interés de los postulantes. Eso se refleja en el poco nivel de demanda en carreras como Bioeconomía, Ecosistema e ingenierías en Ciencias del Agua. Tampoco en carreras de ingenierías como Ambiental, en Recursos Naturales Renovables, Turismo, o Forestal.

“Esto pese a que su oferta es variada y ofrece un alto nivel de empleabilidad y emprendimiento”, recalcó la Senescyt.

Para la educadora ambiental Silvia Sánchez, la poca apertura de los chicos a estas profesiones está dada por la falta de conocimiento sobre las mismas; y la escasa información que tienen sobre las reales oportunidades de trabajo a las que accederán en las carreras tradicionales a las que apuestan.

“Ahí deben trabajar muy fuerte los colegios para no seguir generando chicos que no tendrán opción de empleo en carreras saturadas”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: