El tratamiento de plasma rico en plaquetas ahora se aplica en centros médicos

- 21 de marzo de 2019 - 10:10
Pacientes del Centro Médico Integral de Especialidades Diálisis La Mariscal reciben el tratamiento.
Cortesía

Rosa Elena Calvopiña tenía dificultad para caminar. La mujer de 73 años, debía andar tres cuadras desde su casa para recoger a su nieta de 11 años, que regresaba de la escuela.

Sin embargo esa labor le resultaba complicada debido a un fuerte dolor que sentía en las piernas y las rodillas.

La mujer se sometió a tres operaciones de cadera. La última fue hace ocho años. A pesar de que los médicos le indicaron que la intervención le ayudaría a movilizarse, el problema persistió. Incluso, dijo, una de sus piernas "empezó a encogerse".

Hace un año, durante chequeos de rutina en el Centro Médico Integral de Especialidades Diálisis La Mariscal del IESS, los médicos recomendaron a la abuela un tratamiento mínimamente invasivo que le permitiría fortalecer los ligamentos internos para mejorar la movilidad de las extremidades inferiores.

Se trata de un procedimiento alternativo a base de plasma rico en plaquetas (PRP), que se lo emplea para tratar enfermedades óseas, lesiones articulares crónicas y agudas de tendones, ligamentos y músculos.

Es conocida como plasma autólogo, llamado así porque se obtiene de la misma sangre del paciente. Este procedimiento ayuda a la formación de vasos sanguíneos y colágeno, permite la regeneración de tejidos blandos y cartílagos de forma natural, detalló Noel García, médico traumatólogo del centro médico.

El galeno explicó que este tratamiento de plasmas se lo aplica desde los años 50 en los hospitales, pero con el avance de la ciencia y de la tecnología, ahora se la suministra en atención primaria, es decir centros médicos.

¿Qué es el plasma?

La sangre se divide en glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. Para aplicar el tratamiento, los médicos separan las plaquetas para obtener el plasma.

Para ello, se extrae del paciente 10 ml de sangre venosa, la cual se somete a un proceso centrifugador con lo que se consigue el plasma.

"Este plasma rico en plaquetas es el encargado de sanar todo el daño fisular. Cuando tenemos una herida, las plaquetas son las que se encargan de curarla", explicó García.

Por ejemplo, en en el caso del cartílago, la sustancia favorece la síntesis de colágeno tipo 1 que está presente en las articulaciones, en los tendones y en los músculos.

La mayoría de los pacientes que se benefician con este procedimiento son adultos mayores, quienes a causa de su edad desarrollan enfermedades articulares.

El tratamiento de Rosa Elena consistió en una infiltración intra-articular de las dos rodillas. Para esto, se centrifugó la sangre y se obtuvo los factores de crecimiento que se introdujeron en la articulación.

El proceso se realiza desde hace un año en sesiones de entre uno y dos meses. Ahora, la jubilada llega a sesiones de control. "Ya me puedo mover más y sin dolor. Camino con normalidad", aseguró la paciente.

Otros áreas de atención

García aseguró que esta terapia se la aplica efectivamente en tratamientos de odontología, en lesiones deportivas, así como las provocadas por accidentes o problemas genéticos.

Betty B., de 49 años, tenía una dolencia en el tendón de Aquiles, que le impedía caminar con normalidad. Ella contó que luego de cuatro sesiones camina sin ayuda. "La inflamación en mis talones desapareció”, señaló.

Fanny M., también padecía de una dolencia en los hombros. “Con este tratamiento disminuyó mi dolor, recuperé la movilidad de mi hombro derecho, y lo mejor, ya no tengo que recurrir a otras personas para que me ayuden a realizar mis actividades diarias”, explicó.

El PRP es altamente recomendado en las fases iniciales de la enfermedad o lesiones; para su aplicación, el paciente no requiere hospitalización ni anestesia; y el tiempo estimado por sesión, no superan los 30 minutos. El número de sesiones, por paciente, es de acuerdo a la situación médica de cada paciente.

García advirtió que si bien esta terapia tiene resultados positivos, no se aplica en enfermedades como artritis, osteartrosis, entre otras. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Somos Familia
Somos familia

¿Buscas la armonía en tu hogar? Aquí encontrarás algunas ideas para aplicar con tus hijos.

Suscribirse Ejemplo