Las tradiciones del pueblo cañari se exhibieron en museo vivo

03 de abril de 2019 06:42

Las costumbres del pueblo cañari en la celebración del Pawkar Raymi, así como la transformación de su vestimenta con el paso del tiempo, se exhibieron en un museo vivo con la participación de jóvenes originarios de la provincia de Cañar.

La actividad, que se desarrolló en la Casa de la Cultura, núcleo del Azuay, el jueves último, fue parte de las actividades que cumplió el Congreso Internacional de Organización de Festivales Folclóricos, con motivo de la Fiesta del Florecimiento o también llamado Taita Carnaval.

Verónica Solano, oriunda de la comunidad Quilloac, fue una de las participantes.

Orgullosa lució la vestimenta más antigua de la mujer cañari, que consiste en dos polleras gruesas, la blusa blanca bordada, una reata de color negro agarrada con un tupo, el sombrero blanco pequeño, además de los coloridos collares y largos zarcillos.

Junto a otras jóvenes como Mercedes Curisisa Pichisaca, Sara Castro, Lourdes Pichasaca, Jéssica Buñay y Manuel Pomavilla, explicaron  a los visitantes la historia de su pueblo y su acervo cultural.

Manuel contó que la vestimenta ha sufrido modificaciones con el paso de los años. “Las abuelas utilizaban la pollera de bayeta, luego se utilizó la de bayetilla que es una tela más delgada y cómoda para las mujeres, pero las polleras actuales son de tela y están planchadas con prensas finas”.

Los asistentes también vieron las tradiciones de los cañaris en el Pawkar Raymi. Jaylli Amaru, de 8 años, lució el traje típico del Taita Carnaval, con el zamarro, la camisa bordada, la cushma amarrada con el chumbi o faja y la sombrerera.

La caja, un instrumento musical que llevan los carnavaleros, la huaraca, una herramienta para defenderse en caso de peleas y la pigsha, un bolso para guardar los alimentos, formaron parte de la indumentaria de Jaylli Amaru, cuyo nombre significa “canto de la serpiente”.
 

En el Pawkar Raymi, cuyo festejo coincide con el carnaval, los cañaris van de casa en casa, donde los reciben con música y comida. (I)

         

Contenido externo patrocinado