Las tradiciones religiosas se mantienen con desfiles en la capital azuaya

- 22 de diciembre de 2018 - 00:00
El Niño viajero es toda una tradición en esta urbe austral.
Foto: cortesía El Tiempo

Cuenca se caracteriza por conservar las costumbres de antaño. En diciembre se realizan varios pases, una tradición anual que se caracteriza por el desfile de miles de devotos por las calles de la ciudad con trajes religiosos e interculturales de Ecuador.

Estos eventos celebran el nacimiento de Jesús, a través de cantos, música y desfiles las personas expresan su alegría y fe. Varias instituciones educativas desarrollan actividades hasta finales de febrero.

Cada 24 de diciembre se realiza el Pase del Niño viajero considerado uno de los más grandes del país.

Miles de personas, entre cuencanos y extranjeros, se toman las calles del Centro Histórico. En  2017 asistieron aproximadamente 70.000 personas.

Los disfraces varían desde personajes bíblicos, como la Virgen María, San José, el niño Jesús y ángeles que son los preferidos de este evento.

Los trajes típicos ecuatorianos, como otavaleños, saraguros, cholas cuencanas, también son los favoritos. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: