“Toda una vida” ayuda a dos millones de personas

- 01 de agosto de 2019 - 18:59
El presidente Moreno destacó el apoyo a las familias a través del Plan Toda una vida.
Foto: Presidencia de la República

El abordaje de la malnutrición en los primeros dos años de vida es uno de los desafíos que enfrenta el programa y principalmente la “Misión Ternura”.

El 23,9% de los niños menores de dos años en el país sufren de desnutrición crónica, lo que les imposibilita alcanzar un desarrollo eficaz que potencialice sus capacidades intelectuales a futuro.

Ese problema paulatinamente muestra mejoría gracias al Plan “Toda una vida” y a la Misión Ternura, que llega a 96 cantones de los más pobres del Ecuador.

Así lo reveló la ministra de Inclusión Social, Berenice Cordero, quien mencionó que la nueva Encuesta de Salud (Ensanut) que desarrolla el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) muestra una disminución de esta problemática en varias provincias del país, aunque no precisó las cifras.

En el evento “Acompañando el crecimiento de las familias”, desarrollado este jueves 1 de agosto de 2019, el presidente Lenín Moreno mencionó que actualmente más de 300.000 infantes y sus familias reciben atención y capacitación en una alimentación sana y equilibrada.

El presidente Moreno destacó el apoyo a las familias a través del Plan Toda una vida. Foto: Presidencia de la República

Cordero, en cambio, resaltó la tarea que desarrollan las técnicas y tutores que visitan los hogares apartados dentro de la Misión “Mis mejores años”, para asegurar una vida digna a los adultos mayores con atención en salud, desarrollo de actividades lúdicas y bonos de $ 100.

“Su compromiso, Presidente, por abordar la pobreza de la manera como lo hace, ha permitido asignar recursos crecientes para cumplir la misión de menos pobreza y más desarrollo”.

La Ministra contó que en todo el país son dos millones de personas en 500.000 hogares las que trabajan para asegurarse una vida digna a través de emprendimientos económicos y productivos.

Ese es el caso de Aída Sistema, quien es una emprendedora manabita que a diario se dedica a vender jugo y agua de coco por las calles de su barrio. Consiguió el capital gracias a los préstamos económicos productivos que brinda el programa a las personas de escasos recursos.

La técnica en desarrollo Maricela Sevillano dijo que el trabajo que realizan es totalmente en campo. A diario las visitas que desarrollan permiten articular los servicios estatales hacia las personas con necesidades y que requieren ayuda, también quienes viven enfermedades catastróficas o discapacidades.

“En una de mis visitas conocí a Mérida, una mujer con una enfermedad catastrófica que hoy accede al bono Joaquín Gallegos Lara, que le permite cumplir sus chequeos y tener para todas sus medicinas”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Somos Familia
Somos familia

¿Buscas la armonía en tu hogar? Aquí encontrarás algunas ideas para aplicar con tus hijos.

Suscribirse Ejemplo