La telemedicina resuelve el 75% de padecimientos más comunes

En Latinoamérica, este servicio se ha incrementando en el 45%.
24 de enero de 2021 00:07

Según la Organización Mundial de la Salud y un estudio realizado por la Asociación Médica Americana, el 75% de los padecimientos más comunes pueden ser tratados con la telemedicina, es decir, se pueden atender los problemas de salud que con más frecuencia se presentan entre la población.

La pandemia ha permitido que la gente descubra el potencial de la telemedicina, que implica la prestación de servicios de atención médica por parte de los profesionales de la salud a distancia y sus beneficios, como el de evitar el colapso de centros de salud con consultas que pueden ser resueltas a distancia o el acceder a un diagnóstico profesional desde cualquier lugar y sin restricción de horarios.

Para Alejandro De la luz, director médico de Family Card Health, el 80% del diagnóstico es la entrevista clínica y la realización de un historial médico cuidadoso, por lo que la telemedicina no busca sustituir la figura del médico presencial, sino apoyar en aquellos casos en los que la evidencia científica demuestra que los resultados virtuales son equivalentes; como es el caso en la medicina general, nutrición y psicología.

A través de la telemedicina los pacientes pueden ser atendidos de forma inmediata, omitir tiempo de traslado y reducir costos, y sobre todo reducir el alto riesgo de contagio de covid-19 que se produce al visitar algún centro clínico, facilitando el acceso a la salud.

El número de consultas por telemedicina en Latinoamérica se ha incrementado en el 45%, desde la aparición del coronavirus, y se espera que esta tendencia no decrezca a nivel regional y mundial.

Es necesario que las aplicaciones de telemedicina cumplan con los lineamientos de los ministerios de salud y códigos internacionales para garantizar una atención de calidad a los pacientes, brindándoles un diagnóstico certero y la prescripción adecuada para mejorar las condiciones de salud, agrega De la Luz.

Existen dos tipos principales de telemedicina: sincrónica o en tiempo real y asincrónica que no tiene una respuesta inmediata, sin embargo, ambas tienen un rol beneficioso para la atención sanitaria remota y lo más importante, reducen los costos de visitar un centro clínico y por ende también el riesgo de contagio.

“Hay que perderle miedo a la tecnología ya que es una herramienta excelente para ayudar a los países a mejorar los servicios de salud”, finaliza De la Luz. (I)

Las más leídas