Tangaré prepara festival por su 15º aniversario

- 25 de septiembre de 2018 - 00:00
Los miembros de la Compañía de Danza Folclórica Tangaré luciendo sus trajes típicos durante una de sus presentaciones.
Fotos: cortesía

El grupo cultural de danzas folclóricas costeñas empezó como una iniciativa colegial y ahora proyecta su talento con presentaciones a nivel internacional.

Con el objetivo de rescatar las tradiciones dancísticas de los pueblos ancestrales del Ecuador y en especial de los montuvios que habitan el litoral ecuatoriano, nació hace 14 años la compañía de Danzas Folklóricas Tangaré.

Miguel Robles, director general y fundador de la agrupación, explicó que inició sus actividades el 1 de julio de 2004 como parte de un proyecto cultural de un colegio de la ciudad, pero luego de dos años de gran acogida, decidió continuar de manera independiente, con la colaboración de personas que se unieron voluntariamente.

Ahora, a meses de su decimoquinto aniversario, Tangaré se ha hecho con tal reconocimiento que ha paseado su talento por varios países de Latinoamérica como Argentina, Colombia, Perú y México.

Robles indicó que Tangaré se dedica a rescatar las danzas ancestrales a través de su estudio y posterior representación en el escenario. Temas como “Alza que te han visto”, “La iguana” y “Corre que te pincho” son parte del repertorio del grupo que, además, complementa el show con sus vestuarios tradicionales y la recitación de décimas, amorfinos y contrapuntos.

“El vestuario de las mujeres consta de la tradicional pollera -falda larga y muy ancha- y una blusa con arandeles y encajes y su pastora (sombrero). Los hombres, en cambio, utilizan pantalón, la cotona, el pañolón en el cuello -que era el que utilizaban para cubrirse el rostro durante las jornadas de trabajo en el campo-, las botas y su sombrero. Entre los accesorios que utilizan están el machete y el garabato (hoz)”.

El director consideró que para lograr mayor conciencia histórica de nuestras tradiciones, es necesario que sean visibilizadas desde temprana edad. Bajo esta premisa, Tangaré inició este año un semillero, dedicado a la enseñanza no solo de los bailes, sino también de los aspectos culturales, la historia, tradiciones e historias del folclor montuvio.

“Les enseñamos de nuestra cultura a niños de entre seis y 12 años, para que aprendan a valorar lo nuestro desde muy jóvenes, esto es importante porque nadie ama lo que no conoce”, enfatiza.

Para celebrar su tercer lustro de vida, la Compañía ha apostado por organizar su propio festival folclórico con la participación de grupos tanto locales como internacionales. “Estamos tocando puertas, moviéndonos para lograr auspicios. Nuestro objetivo es contar con cinco grupos internacionales”. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: