Tabaré González, el uruguayo que pasó del Peñarol a la magia

- 22 de julio de 2018 - 00:00
Tabaré haciendo una demostración de hipnotismo a un colaborador de este diario.
Fotos: Alfredo Piedrahíta / Cortesía

En el medio artístico se llama Sabat. Está orgulloso de ser parte del Libro Guinness por el récord de halar carros atados a su garganta. Es quiropráctico, sicólogo e hipnotizador y está en el país.

Tabaré González llegó a la redacción de diario EL TELÉGRAFO, en Guayaquil, la mañana del pasado jueves 19 de julio. Lucía un terno gris con un chaleco interior concho de vino. Su acento lo delató.

Su carta de presentación: ser parte del Libro Guinness por el récord de halar carros atados a su garganta; la primera vez que lo hizo la piel le sangró, pero no se rindió.

Este acto inverosímil le ha permitido viajar por todo el mundo y le ha dado cabida en canales de televisión internacionales, incluso en China. Se presentó en el programa Al filo de lo imposible.

Pero su historia no ha sido nada fácil y, en su niñez, sufrió por la ausencia de su padre; entonces fue su madre, Lucía González, quien lo sacó adelante junto con su hermano. “Ella limpiaba pisos (en ese tiempo de rodillas y con una franela) en Canal 5 de Uruguay”.

Para ayudarle a su progenitora aprendió varias profesiones a la vez en su natal Montevideo, pero desde los 19 años hasta los 36 fue futbolista del Club Atlético Peñarol, en el que se destacó como volante de contención.

Se inició en 1966 y en ese año la selección uruguaya le ganó al Real Madrid y se alzó con la Copa Intercontinental, triunfo del que fue parte. También militó en el Rosario Central.

“Tuve la oportunidad de recorrer el mundo jugando fútbol y ahí fui aprendiendo lo que es el arte de las cosas inverosímiles”.

En la universidad se graduó como quiroterapeuta, tiene estudios de sicología y, en esa búsqueda de conocimientos, aprendió magia e hipnosis.

“Soy el mejor hipnotizador de Latinoamérica”. De ahí que asegura saber cómo es la persona que tiene enfrente.

Un poco escéptica, le pregunto: ¿Y cómo soy yo? y sin pensarlo 2 veces empieza a detallar características de mi personalidad. Las dudas se esfuman de a poco.

Con los tibetanos aprendió a controlar la mente y el cuerpo, a concentrarse, tanto así que al atravesarse alambres por algunas partes de su cuerpo no siente dolor.

En esta foto, con su personaje de Sabat, se cortó a la mitad en una presentación circense.  En la derecha, el diario La República de Perú le publica un reportaje, identificándolo como “Botija” González.

Recuerda que fue en 1999 cuando los organizadores de los Guinness se enteraron de lo que hacía y lo contactaron cuando estaba en Perú.

Entonces le arreglaron todos sus papeles para que pudiera viajar a California, Estados Unidos.

En su demostración, haló una camioneta y, desde entonces, no ha parado de viajar. Estas maniobras están perennizadas en el canal de Youtube (El Mago Sabat).

En un viaje a Taiwán se ejercitó en muchas de las actividades que realizan los faquires, como atravesarse la piel con objetos filudos.

Esto le permitió presentarse también en el show de Raffaella Carrá en Italia. “Después me fui a España y estuve en Canal 33, en Madrid; y de ahí fui invitado a trabajar con Don Francisco en Sábado Gigante, en Siempre en Domingo (Raúl Velasco), en Replay, Ver para Creer. Después fui a Al Rojo Vivo; Primer Impacto...”.

Regresa a Ecuador

A este país vuelve a los 12 años y planea quedarse hasta que finalice este 2018 por pedido de uno de sus tres hijos.

Antes de llegar a Ecuador estuvo en Venezuela, México, San Salvador, Honduras, Costa Rica, Nicaragua, Italia, Francia, Alemania, Suecia, Inglaterra, Holanda.

Tabaré rememora que hace más de 2 décadas, cuando pisó por primera vez esta nación, fue invitado al desaparecido programa Chispazos y de este recuerda a Rashid Tanús y Luzmila Nicolalde.

También fue parte de algunos teletones de Canal 10.

En esta oportunidad, ha tenido que tocar las puertas de los medios de comunicación y, para las fiestas julianas, fue invitado a presentarse en el circo de La Vecina, ubicado al sur de la ciudad.

Amigo de “Cabeza Mágica”

De la amistad que tuvo con el extinto Alberto Spencer recuerda que le decía: “Tú ‘Canario’ tienes que salir adelante; mira yo, vengo de mi país (Ecuador) y acá (Uruguay) la gente me adora”.

De las anécdotas que tuvo con “Cabeza Mágica” recuerda que era muy bromista y que, en alguna oportunidad que se quedó dormido, Spencer le puso entre los dedos de los pies un fósforo encendido.

Además que en Uruguay, Alberto compró una gasolinera a la cual la asaltaron 3 veces, pero “se quedó a vivir allá”.

Algo que nunca olvidará fue cuando le regaló su primer par de pupos. “Yo los miraba y no lo podía creer”.
Tabaré, de 68 años, tiene buena salud. Para ejecutar sus actividades duerme 8 horas, toma un vaso de agua antes de descansar, come vegetales, fruta y pescado.

Al preguntarle por sus hijos, él los nombra y dice que el apellido de ellos es Soria, entonces surge la duda.

Explica que su padre, al ser un hombre mayor, lo buscó y pidió perdón por haberlos abandonado y le dio su apellido: Soria. Sin embargo, ante el mundo siempre será Tabaré González, apellido que le dio su madre y del cual se siente más que orgulloso. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Somos Familia
Somos familia

¿Buscas la armonía en tu hogar? Aquí encontrarás algunas ideas para aplicar con tus hijos.

Suscribirse Ejemplo