Los funcionarios de esta escuela justificaron aglomeraciones por descuido de los estudiantes

Solo en una facultad hubo problemas (GALERÍA)

Los funcionarios de esta escuela justificaron aglomeraciones por descuido de los estudiantes
06 de mayo de 2014 00:00

El inicio de clases en la Universidad de Guayaquil no estuvo exento de quejas por parte de grupos de alumnos quienes criticaron que la atención administrativa no era ágil, lo que provocó largas filas en determinadas facultades.

Una de estas facultades fue la de Ciencias Administrativas. En esta localidad se registró la aglomeración de estudiantes que intentaban legalizar su matrícula. Los jóvenes acusaron al personal administrativo de no atender de forma inmediata las solicitudes.

Byron Villota, estudiante del segundo semestre de la carrera de Marketing, se quejó por la “mala atención” que recibió. “Llevo varios días yendo y viniendo a la universidad porque siempre me falta un documento, según las autoridades (...) Estoy desde las 08:00 haciendo cola para poder legalizar mis documentos”, indicó Villota, quien recordó que estos inconvenientes siempre se dan en los primeros días de clases.

Mientras transcurría lentamente la fila en la Facultad de Ciencias Administrativas, Adrián Mancheno, también estudiante de Marketing y compañero de aula de Villota, sufrió un ataque de epilepsia. El joven fue atendido a los 20 minutos por una ambulancia del ECU-911 que arribó a la ciudadela universitaria.

Rosa Santos, coordinadora general del área administrativa de la Facultad de Ciencias Administrativas, explicó que las largas filas que se forman en las ventanillas se deben a que “legalizan las matrículas porque no lo han hecho en los últimos días. Hubo atención para todos los años, pero no han venido.Hace 2 meses hay atención para matriculación y legalización, pero no han venido”, dijo.  

Este diario recorrió el resto de facultades y constató que el reinicio de clases ocurrió con cierta normalidad. Fue así que en la Facultad de Ciencias Matemáticas y Físicas los estudiantes arrancaron el nuevo período lectivo sin problemas a la hora de legalizar sus matrículas.

Un panorama similar se observó en las facultades de Jurisprudencia y Medicina, 2 de las carreras en las que históricamente hay más cantidad de alumnos matriculados. Por otra parte, la inauguración de la plaza recreativa de la universidad está prevista para esta semana.

El primer día de clases también dio paso a la queja de un grupo de excolaboradores de la Universidad de Guayaquil -la mayoría docentes- que se apostaron en el edificio principal para reclamar el pago de su jubilación complementaria. “Somos aproximadamente 600 jubilados que estamos en esta lucha. Esperamos que la Comisión Interventora pueda interceder por nosotros”, informó Artemio Ruiz, excatedrático jubilado hace 5 años.

EL TELÉGRAFO intentó conocer la versión de Jorge Kalil, titular de la Comisión Interventora de la universidad, pero el funcionario estaba en una reunión reservada.

Contenido externo patrocinado