Solo el 21% de estudiantes de carreras Stem en Iberoamérica son mujeres, según estudios de la OEI

Iberoamérica es una de las regiones más afectadas por la brecha de género en la ciencia.
11 de febrero de 2021 20:56

Con motivo del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, que se celebra hoy, 11 de febrero de 2021, la Organización de Estados Iberoamericanos advierte de que Iberoamérica es una de las regiones más afectadas por la brecha de género en la ciencia.

Según su informe El Estado de la Ciencia 2020, aunque las mujeres universitarias son el 55% del total, las estudiantes de carreras TIC en países como España, Brasil o Chile no superan el 13%.

Cada vez más, las mujeres iberoamericanas sufren del efecto denominado «techo de cristal», que les impide llegar a los puestos más altos en el ámbito académico, lo que se ha agravado con la irrupción del coronavirus.

Este jueves, 11 de febrero, se celebra el Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia, una ocasión para recordar que aún persisten importantes brechas entre hombres y mujeres en el acceso a sectores como la ciencia, la tecnología, las ingenierías y las matemáticas (STEM).

Esta disparidad de género pone en riesgo considerable la consecución de Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, que, en su ODS-4 vela por garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad. Para la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), Iberoamérica sigue siendo una de las regiones del mundo más afectadas por esta brecha de género.

De acuerdo con su publicación El Estado de la Ciencia 2020, a pesar de que el 55% de la población universitaria de la región está integrada por mujeres, la participación de estas en carreras TIC es solo del 21%, siendo igual o inferior al 13% en países como España, Brasil o Chile.

En cuanto a la presencia de mujeres en la investigación, los datos de la Red Iberoamericana de Indicadores de Ciencia y Tecnología, coordinada por el Observatorio de Ciencia, Tecnología y Sociedad de la OEI, señalan que en Iberoamérica el 44% de quienes investigan son mujeres; sin embargo, en países como Chile o México, esta proporción apenas roza el 30%. Asimismo, la brecha de género se acrecienta
aún más en la investigación que se hace en el sector empresarial, donde en países como Guatemala, solo el 15% del personal investigador en empresas está integrado por mujeres.

El techo de cristal de la academia para las mujeres iberoamericanas

Si bien las mujeres representan el 42% del total de docentes universitarios en Iberoamérica, la cifra contrasta con los altos porcentajes de mujeres matriculadas, que en todos los países de la región supera el 50%, lo cual pone de manifiesto las dificultades de inserción laboral del personal académico femenino.

De acuerdo con el informe, esto se debe al famoso «techo de cristal», que hace que resulte inaccesible a las mujeres alcanzar los puestos más altos dentro de los claustros académicos, debido a que los esquemas de estabilidad laboral siguen privilegiando al personal masculino.

Esta situación se ha puesto de manifiesto con la irrupción de la covid-19 en el campo científico, donde las mujeres representan solo el 25% de los de expertos que lideran los equipos de investigadores a nivel mundial, según cifras de la Organización Mundial del Trabajo (OIT).

Con la implementación de su nuevo plan de acción para el bienio 2021-2022, la OEI pone el foco en la educación inclusiva como una de sus líneas de trabajo para fomentar la participación de niñas y jóvenes en el ámbito científico. En ese sentido, destaca la puesta en marcha junto con la Red Ecuatoriana de Mujeres Científicas y el Museo Interactivo de Ciencia de Ecuador del primer Encuentro Internacional de
Mujeres y Niñas en la Ciencia, donde más de 25 académicas e investigadoras de América y Europa reflexionarán sobre el rol de la mujer en la ciencia y en la tecnología.

El encuentro, de acceso libre y gratuito, se podrá seguir hasta el próximo 13 de febrero

También en ese país se realizará el XIII Congreso Iberoamericano de Ciencia, Tecnología y Género, en modalidad virtual, del 14 al 16 de julio de este año, y podrá seguirse desde toda Iberoamérica vía streaming. Organizado junto con el Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina (CIESPAL), el congreso reunirá a importantes especialistas en la materia y debatirá sobre temas
como la injerencia del COVID-19 en la visibilidad de las mujeres científicas o el surgimiento de nuevas disciplinas como el ecofeminismo.

Por otro lado, en Costa Rica se pondrá en marcha un estudio para determinar los nuevos indicadores necesarios para medir la equidad de género en la ciencia de ese país, a través del proyecto «Sistema de Seguimiento y Evaluación de Política Nacional para la Igualdad entre Mujeres y Hombres en Ciencia y Tecnología». Estos indicadores servirán para mejorar la toma de decisiones de alto nivel en beneficio de la inclusión de las niñas y jóvenes en ámbitos científicos del país centroamericano.

Por último, recientemente la OEI realizó la primera versión de la Noche Iberoamericana de l@s Investigador@s, una iniciativa para visibilizar el trabajo de científicos de la región, y que, entre muchas otras, contó con la participación de destacadas investigadoras iberoamericanas como Pilar Moreno, del Instituto Pasteur de Montevideo, quien lideró el equipo que elaboró 10 mil kits diagnósticos de COVID-19 al

inicio de la crisis en ese país; o Patricia Arcia, investigadora uruguaya que lidera proyectos para el aprovechamiento de subproductos de la agroindustria. Para Arcia, “este evento es sumamente positivo”, ya que, “resulta un buen ejercicio social salir de la burbuja de reuniones y difundir nuestro trabajo en un lenguaje claro para todos, más aún si así podemos contagiar a las niñas y jóvenes que están detrás escuchando”,
subrayó. (I) 

Contenido externo patrocinado