La luz del sol también tiene su lado oscuro

- 25 de agosto de 2018 - 00:00
Protegerse de los rayos solares es vital para evitar cualquier tipo de afectación a la piel. Los médicos recomiendan una serie de cuidados.
Foto: cortesía de Kristel Jara

El cuidado con bloqueador es esencial para el diario vivir; además tiene que existir un equilibrio entre recibir rayos solares y excederse de los límites.

Quemaduras, fotoenvejecimiento, cáncer cutáneo son algunas de las enfermedades de la piel que el sol puede causar. Se trata del órgano más grande del ser humano, que cubre toda la superficie de nuestro cuerpo. Sirve como barrera protectora frente al medio externo y mantiene internamente la capacidad de establecer un equilibrio en el cuerpo, pero muchas veces se ve alterada por los rayos solares que penetran directamente y la exponen a severos daños.

Cuando los rayos solares invaden las células de la piel realizan una descomposición que afecta en crecimiento y apariencia. Como por ejemplo, puede reducir la elasticidad de la piel, puede engrosarse, ponerse elástica, arrugarse o afinarse como papel.     

“Lo importante es saber que la piel tiene memoria y los efectos de la radiación son acumulativos”, menciona la dermatóloga María Fabiola García.

Mientras más sol acumule una persona durante su existencia, mayor riesgo de complicaciones para la piel tendrá a corto o largo plazo. La piel “no olvida” todo el sol que recibió en el transcurso del tiempo o cuán maltratada fue. Las quemaduras solares producidas antes de los 18 años son las más nocivas, aunque en la edad adulta es cuando se pronuncian los efectos.

“El 80 por ciento del daño solar se produce antes de los 20 años”

El Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología del Ecuador, el 13 de marzo de 2018, registró uno de los días con mayor sol en el país. En gran parte de la región interandina hubo altos índices de rayos UV y poca presencia de nubes.

A medida que las personas crecen se dan cuenta de los cambios que sufre su cuerpo. Principalmente la aparición de arrugas, lunares, pecas o incluso volverse intolerante al sol de mediodía.

Según la Sociedad de Lucha contra el Cáncer, existen al año 650 casos nuevos de cáncer a la piel en Ecuador. El más frecuente es el carcinoma basocelular, que se presenta a partir de los 40 años. Este tipo de cáncer lleva a la muerte, causa desfiguraciones de por vida en partes de la cara como nariz, párpados o mejillas.

García recomienda usar  bloqueador, aplicándolo cada 2 o 3 horas con un factor mínimo de 30 SPF. Aunque es importante colocar una buena capa, lo más relevante es la frecuencia con la que se lo use.

 El protector solar debe estar complementado con diferentes objetos personales que ayuden al cuidado de la piel, como sombreros de playa, sombrillas, camisetas manga larga. Asimismo, es recomendable que la primera vez que lo aplique lo haga 30 minutos antes de exponerse al sol. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: