Cuatro tipos de test para ingresar a la “U”

- 20 de noviembre de 2019 - 00:00
El presidente de la República, Lenín Moreno, participó de una charla con estudiantes de la Unidad Educativa Nacional Alangasí, en el suroriente de Quito. En el conversatorio también estuvieron las autoridades de Educación.
Foto: Mario Egas / El Telégrafo

Desde 2020 el examen Ser Bachiller tendrá menos preguntas y se ajustará a las realidades de los bachilleratos que se ofertan en el país.

A escala país cada año cerca de 200.000 adolescentes concluyen sus estudios secundarios. La mayoría lo hace dentro del Bachillerato General Unificado (BGU), mientras que un número menor obtiene su título en el Técnico, en el Intercultural Bilingüe y en el Acelerado.

A pesar de que su formación contempla ciertas diferencias, todos los aspirantes a graduarse e ingresar a la universidad rinden, desde 2012, un mismo tipo de evaluación: el examen Ser Bachiller.

Este mecanismo de ingreso al pregrado se modificará desde enero de 2020. ¿Cuáles son los cambios?

La ministra de Educación, Monserrat Creamer, informó que se están construyendo instrumentos de evaluación para cada uno de los cuatro tipos de bachillerato. En el país se ofertan cinco, los antes mencionados y el internacional.

Está previsto, según Edwin Palma, director del Instituto de Evaluación Educativa (Inval), que el examen Ser Bachiller ajustado a la educación técnica se tome, por primera vez, en junio de 2020.

“La convocatoria será en las mismas fechas, el examen tendrá el mismo nombre, la diferencia es que se tomarán preguntas relacionadas a cada bachillerato”, indicó Palma.

En la formación técnica se evaluará, por ejemplo, la parte común del currículo académico y un área (acorde a las figuras técnicas determinadas). Mientras que en la educación intercultural bilingüe se tomará en cuenta el modelo pedagógico y la comprensión de los saberes ancestrales desde la cosmovisión. “No es solo un tema de la lengua, sino de entendimiento”, indicó Creamer.

El examen valdrá el 60% en la postulación

Además de adecuar las pruebas en función de las realidades educativas de cada programa académico secundario, la evaluación, en general, también tendrá ajustes. Serán en el tiempo, cantidad de preguntas, contenido y ponderación.

Hasta la última convocatoria del Ser Bachiller (junio 2019), 225.767 jóvenes, entre población escolar y no escolar, rindieron, en un tiempo de tres horas, un examen sobre 1.000 puntos que contenía 160 preguntas.

La calificación final representaba el 85% de la nota para postular a la educación superior. El 15% restante era el resultado de la nota de examen de grado y el récord académico de cada estudiante.

A partir de 2020,  el examen tendrá un peso del 60% y el 40% representará el rendimiento escolar durante los seis  años del colegio. Además, el tiempo para resolver el test será de dos horas y media; el lapso se redujo al igual que la cantidad de preguntas: 120.

Así lo indicó Creamer durante un conversatorio con alumnos del tercer año de bachillerato de la Unidad Educativa Nacional Alangasí, en Quito.

En ese centro escolar, que oferta el BGU y el Bachillerato Técnico, se forman 1.217 alumnos. De ellos, 600 cursan la secundaria, informó Mónica Lema, vicerrectora.

Según la funcionaria, aunque no tienen un seguimiento de egresados, el promedio global de la nota Ser Bachiller del 2019 fue de 7.92; en 2018, de 7.30. “Por conversaciones con los chicos sabemos que a los graduados en el bachillerato técnico les cuesta más ingresar a la ‘U’. Ahora con un examen direccionado, estoy segura de que les irá mejor”.

En el conversatorio, Creamer junto a Palma y a Agustín Albán, titular de la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt), respondieron las inquietudes de los alumnos sobre las modificaciones del Ser Bachiller.

Willma Álvarez eligió el bachillerato técnico en Contabilidad. La adolescente, de 17 años, preguntó cómo avanza la elaboración del test específico para su tipo de bachillerato.  

Creamer respondió que están lanzando el Plan Nacional de Educación Técnica con el objetivo de fortalecer esa formación.
El titular de Inval adelantó que en enero se habilitará una plataforma de simulación para rendir el nuevo Ser Bachiller. El objetivo es que los secundarios se preparen sin necesidad de pagar un curso de nivelación privado.

Otra de las preguntas de los estudiantes fue conocer la razón por la que ciertas universidades aplican, además del Ser Bachiller, un examen de admisión. Fernanda Tapia preguntó: ¿Por qué debemos rendir varias pruebas? Albán indicó que esto se da en las escuelas politécnicas y es autonomía de cada universidad.

En la etapa final del conversatorio participó el presidente de la República, Lenín Moreno. El primer mandatario bromeó con los adolescentes. Indicó que el examen Ser Bachiller era una prueba dirigida a gente que vive en las grandes ciudades, “la gente en el campo tiene una cosmovisión diferente, lastimosamente se hizo con criterios demasiado tecnocráticos”. (I)

El examen  
Áreas evaluadas
En ediciones pasadas el examen de ingreso a la universidad se dividía en dos partes: áreas de conocimiento (Matemática, Lengua, Ciencias Sociales y Naturales) y el área abstracta. Ahora ese último será transversal.

5 tipos de bachillerato se ofertan en el país. Entre ellos están el Técnico y el Internacional.

Utilidad del test   
La prueba Ser Bachiller tiene dos funciones, la una evidencia el nivel de habilidades y conocimientos para continuar sus estudios; la otra es para el ingreso a las universidades. (I)    

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Somos Familia
Somos familia

¿Buscas la armonía en tu hogar? Aquí encontrarás algunas ideas para aplicar con tus hijos.

Suscribirse Ejemplo