Sebastián González sueña con descubrir la cura contra el cáncer

28 de octubre de 2013 - 00:00

J. K. Rowling es la escritora favorita de Sebastián, quien anhela estudiar en Londres. Foto: Andrés Darquea | El Telégrafo

Investigar y encontrar una vacuna contra el cáncer es el sueño de Sebastián González, quien obtuvo 998/1.000 puntos en las pruebas realizadas por la Senescyt para el ingreso a la universidad.

Sebastián, de 20 años, es ahora parte del Grupo de Alto Rendimiento (GAR) de la entidad, que acoge a los mejores bachilleres del país y les ofrece la posibilidad de estudiar en el extranjero con una beca totalmente financiada por el Estado, con la finalidad de que una vez concluidos sus estudios retornen al Ecuador para aplicar sus conocimientos.

“La medicina me gustó desde que estaba en el colegio y quiero estudiar en Australia o el Reino Unido porque siempre me llamaron la atención. Sé que allá la medicina es muy buena y tengo amigos que estudian en esos países”, comentó el joven, quien ya ha presentado algunos documentos en la Embajada australiana.

Sebastián es sencillo y seguro en sus expresiones. Sus ojos cafés brillan cuando se imagina en las aulas de Oxford o Cambridge. Le gusta el cine, especialmente las películas de misterio, y no se considera tímido, pero sí una persona perseverante.

“Lo primero que haría cuando llegue a Londres, claro después de clases, es conocer toda la ciudad y pedirle un autógrafo a J. K. Rowling”, comenta, mientras sostiene el libro “Harry Potter, el prisionero de Azkaban”, de la autora londinense. Se considera un seguidor de la colección del joven brujo, pues la leyó toda mucho antes de que los textos fueran a la gran pantalla.

“Preferí leer la historia. Me gusta porque combina la fantasía con la realidad y te das cuenta de lo duro que es luchar, pues como Harry, cuántos jóvenes no tienen a sus padres. En mi caso, yo salí adelante con mi mamá, creo que esa es la relación que existe entre los libros y yo, claro también me distraigo porque me imagino todo”, apuntó.

A Sebastián le gustan las fiestas, el deporte, salir con sus amigos al parque y sobre todo ir al cine.

Manifiesta que para dar las pruebas de la Senescyt dejó todas esas actividades y se dedicó únicamente a estudiar.

“No fueron difíciles las pruebas porque sí me preparé, pero no me imaginé que iba a sacar tan buen puntaje, pensaba estudiar en la Facultad de Medicina de la Universidad Central, pero cuando vi la nota, que era la mejor del país, me sentí feliz porque siempre fue mi sueño estudiar en el extranjero”.

Sebastián cursó sus estudios secundarios en el Colegio Militar Eloy Alfaro de Quito y siempre sacó buenas notas. Considera que todo debe tener un equilibrio, pues así como hay tiempo para estudiar, también lo hay para divertirse, realizar otras actividades e inclusive ayudar en las tareas de la casa.

“Estoy muy orgullosa de mi hijo, en mi corazón supe que iba a pasar el examen. Él tenía temor y me preguntaba ¿será que paso mami? y luego le veía en su cuarto estudiando. En casa siempre le apoyamos. Sebastián es tranquilo en su carácter, pero lo que admiro de él es su perseverancia”, dice Jimena Nieto, madre de Sebastián.

Bryan es el hermano menor de Sebastián y el próximo año se graduará de bachiller en el colegio Brasil. Su sueño es ser piloto, anhela estudiar en los EE.UU. y cree que su hermano es ahora un ejemplo para todos los jóvenes. Tienen una gran amistad, pues Sebastián le ayuda con sus deberes y salen juntos, se preocupan el uno por el otro.

“Le voy a extrañar cuando entre a la sala y no le encuentre viendo televisión o en las noches cuando haga mis deberes. Sebastián es un orgullo para mí, quiero también aplicar para una beca, a veces nos peleamos, pero es un buen hermano”, destacó Bryan.

Son siete los años que Sebastián estará fuera del país y su carrera costaría $ 200 mil. Antes de partir, deberá tomar el curso gratuito de nivelación en matemáticas, química, física, biología e inglés. El curso tiene una duración de nueve meses e inicia en marzo de 2014. Sebastián señaló que a su regreso quisiera trabajar en Solca, especialmente en el área de investigación.

Actualmente, 6.800 estudiantes ecuatorianos becados estudian en el exterior, de los cuales un 44% pertenecen al GAR.

El presidente Rafael Correa afirmó que en las principales universidades del mundo se orienta a los estudiantes latinoamericanos porque tienen mayor apertura social. En esta línea, los estudiantes ecuatorianos se ubican en segundo lugar, después de Brasil, por su desempeño académico.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP