Protección social alcanzará a 1’500.000 personas en el país

- 02 de julio de 2020 - 00:00
Cortesía/MIES

Una nueva política social del Gobierno busca ampliar la cobertura de protección para frenar la pobreza y pobreza extrema; detener la desnutrición infantil y generar oportunidades productivas.

La región está precisada al rediseño de las políticas de asistencia social y económica ante el vaticinio de organismos internacionales sobre el incremento de la pobreza y la pobreza extrema tras la pandemia de covid-19. El Gobierno ecuatoriano alista una nueva política en este ámbito que le permita proteger a los sectores más vulnerables del tejido social. En entrevista con EL TELÉGRAFO, el titular del MIES adelantó que la protección del Estado se ampliará a 1’500.000 familias.

¿Cómo ha sido la protección social y económica en la pandemia y la proyección en el futuro inmediato?

El MIES no ha parado durante la emergencia y ahora estamos caminando hacia la renovación de la política social poscovid. En el marco de la emergencia entregamos 1’300.000 kits alimenticios, en articulación con el sector privado, a través de una plataforma de donaciones que la tuvimos (lista) a los tres días de decretada la emergencia. Esto ha permitido alimentar a las familias más pobres del país y duplicar la protección social, es decir, de 1’300.000 familias que tenían protección social a través de algún tipo de bono, lo que en dos semanas duplicamos a 1’950.000 familias. De estos, 950.000 recibieron el bono de contingencia en dos etapas, por un total de $ 114 millones, sobre todo mujeres, en un 88% jefas de hogar.

El MIES no ha parado sus servicios a través de la teleasistencia. Atendimos  371.471.000 trámites y ni siquiera en el tema de las adopciones se paró. La virtualización del servicio público funcionó de forma eficiente en el MIES.

El BM, el BID y la Cepal señalan que vamos a crecer en pobreza en un 6% y un 4% en extrema pobreza y eso hace que tengamos que ampliar la red de protección social. La cobertura en la normalidad era 1’250.000 personas y en la nueva normalidad vamos a llegar a un 1’500.000 familias protegidas por el Bono de Desarrollo Humano y el Bono Variable, para lo cual estamos en un franco proceso de reestructuración del crédito con los organismos multilaterales. Vamos a incrementar la inversión social de $ 1.063 millones (2019), a $ 1.200 millones en 2020 y a $ 1.350 millones en 2021.

Vamos a ampliar la red de protección y seguimos preocupados por la alimentación, tal como nos ha planteado el presidente de la República (Lenín Moreno). Ahora se suma la inclusión digital.

¿En qué consiste esta iniciativa para la inclusión?

Actualmente damos atención a 151.434 niñas y niños usuarios de Centros de Desarrollo Infantil (CDI) y en el programa Creciendo con Nuestros Hijos (CNH) en en 96 cantones priorizados, que son los que más desnutrición infantil tienen.

Ellos reciben teleasistencia, en el caso del semáforo rojo y amarillo. Con el BM y el BID y el apoyo de la empresa TikTok y de la UNIR (España) vamos a hacer un cambio a la campaña Dar una mano y vamos a hacer Dar una mano digital, con un plan piloto que inicia con la entrega de 1.000 tablets en Guamote, el cantón más pobre del Ecuador, con mayor nivel de desnutrición infantil. Esta acción contempla la dotación de equipos de computación o un equipo digital a familias que no tenían; la creación de habilidades digitales y dar accesiblidad  a internet. Estamos en un proceso de acuerdo con las tres telefónicas más importantes del país. Ahorita ya tenemos un acuerdo con CNT. Vamos a transmitir conocimientos en temas de desnutrición infantil;  cultura ciudadana y cuidados de salud, motricidad fina y gruesa, entendimiento cognitivo, entre otros. Estamos en un plan piloto en cantones en semáforo en verde, donde tenemos una asistencia del 50% en los CDI, en Daule y Aguarico, por ejemplo.

¿Cómo se garantizará la protección social de los adultos mayores?

Continuamos la Misión Mis mejores años con inclusión económica a través del bono de $ 100 a los adultos mayores en situación de vulnerabilidad y pobreza. Esto va a continuar y se va a ampliar la cobertura. Pero también tenemos espacios activos en los cuales el MIES no ha detenido la política social a través de la telasistencia para generar espacios activos de los adultos en sus casas, ya que son los más vulnerables al covid-19. Tenemos la teleasistencia a quienes estaban en espacios diurnos en centros atendidos por el MIES y sus cooperantes, de 08:00 a 15:00, y damos asistencia a quienes viven en los residenciales, donde se estableció un protocolo de bioseguridad y no se ha suspendido un minuto su atención.

¿Cómo potenciar las capacidades productivas para los jóvenes en estas circunstancias?

Este mes está pasando al MIES la Secretaría de Juventudes. Tenemos dos áreas: inclusión social e inclusion económica. En la primera vamos a trabajar temas de embarazo adolescente y de no violencia en adolescentes y jóvenes; y en la segunda, estamos creando la primera plataforma web de oficios para la capacitación virtual, meritoria y en microcréditos.

El Instituto de Economía Popular y Solidaria (IEPS),  adscrito al MIES, tiene $ 93,8 millones para créditos con el Conafips, a través de fondos reembolsables del BID, para a impulsar la asociatividad en oficios y los emprendimientos.

¿De dónde saldrán los recursos para esta nueva política social?

En Ecuador solo en impuestos dejamos de recibir en el marco del covid-19 $ 1.800 millones. Eso impacta porque esos impuestos son para redistribuir las riquezas en las familias y sectores más populares, con políticas de inclusión económica y social y ahora digital. (...) En la red de protección social vamos a pasar de 1.063 millones a $1.350 millones en el 2021 paulatinamente, a partir de los recursos que podemos reestructurar con los multilaterales.

Tenemos $ 5 millones del PMA para atender la desnutrición infantil y $ 16 millones más que tenemos en la reestructuración del crédito del BID. En inclusión digital hemos empezado con el primer medio millón de dólares aportados por el sector privado y vienen más recursos del BM y del BID para la dotación de equipos y protocolos de virtualización de materiales pedagógicos. La inversión de los organismos multilaterales estará entre los $ 15 y 17 millones, que es lo que tratamos de reestructurar. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto:
Medios Públicos EP