Profesora fue acusada de poner collares de perros a los alumnos que tomaban sodas en clase

11 de mayo de 2012 00:00

Una profesora de la ciudad estadounidense de Zephyrhills, en Florida, fue acusada de colocar collares de perros a sus alumnos por infracciones menores como beber sodas en clase. 

Una vez trascendida la noticia esta semana, la superintendente de educación en el Condado Pasco, Heather Fiorentino, aconsejó que Laurie Bailey-Cutkomp fuera de inmediato despedida e inculpada por violar códigos éticos estaduales.

Fotos de estudiantes de primaria con las argollas caninas fueron publicadas en redes sociales de Internet y retransmitidas en la televisión.

Bailey-Cutkomp comentó que estaba de acuerdo en que “quizás fue una mala idea castigar a los chicos de esa manera, pero necesito que una audiencia especial escuche mis puntos de vista”.

Contenido externo patrocinado