La población en Quito se movilizó por conseguir agua procesada

La primera alerta sobre la posible contaminación del agua potable hizo movilizar a la ciudadanía
22 de agosto de 2021 18:22

La primera alerta que emitió la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps) sobre la calidad del agua potable causó preocupación en la ciudadanía. Esto, por el volcamiento de un camión con combustible cerca de una suministradora del líquido en la capital.

Tiendas, supermercados, micromercados... se llenaron a partir de las 17:00 de personas que buscaron agua purificada o procesada para consumo humano y hasta animal. Esto, a pesar que el mismo ente metropolitano luego confirmó que el agua potable era de buena calidad y que no existía ningún riesgo para consumirla. 

Kerly Vallejo, de 24 años, fue una de las personas que llegó hasta un market de una gasolinera en Cumbayá -uno de los sectores que supuestamente iba a ser afectado-, y contó a EL TELÉGRAFO que llevaba el líquido vital para ella y sus dos gatitos, Zeus y Sheldon. 

En las locales comerciales del sector, ubicado en el nororiente de Quito, los botellones, garrafones, botellas de litro y demás presentaciones se vaciaron de las perchas con rapidez. 

El parqueadero de uno de los principales supermercados que se encuentra en Cumbayá, se llenó rápidamente de vehículos. Usuarios entraron con las manos vacías y salieron con carritos cargados de botellas de agua de diversas marcas. Desde el exterior se pudo divisar largas filas de gente. 

El consumo de agua en Quito está garantizado, según los análisis realizados por la Epmaps. Esto, luego del volcamiento de un tanquero de combustible en una de las captaciones de abastecimiento de agua de Quito, en la vía Pifo-Papallacta.

La empresa confirmó que la planta de Paluguillo reanudó su envío de agua cruda hasta la planta de tratamiento de Bellavista, para continuar con el normal abastecimiento del líquido vital a la ciudad.

La Epmaps ya había anticipado que no existía desabastecimiento en la zona norte de la ciudad, que comprende el límite entre la avenida Colón hasta la parroquia de Calderón y las parroquias orientales como: Checa, Guayllabamba, El Quinche, Puembo, Pifo y Tumbaco. Esto, mientras duraba el proceso de evaluación. 

El ente, por precaución, solicitó en un principio que los habitantes de estos lugares no consumieran el agua directamente del grifo, ni que la utilizaran para cocinar alimentos. Sin embargo, con los análisis respectivos se confirmó que el agua no estaba contaminada.

Imagen

Por su parte, el Ministerio de Ambiente, Agua y Transición Ecológica comunicó que realizó la verificación de componentes socioambientales afectados en el sitio. Además, se ejecuta el seguimiento de la contención del derrame.

La cartera de Estado añadió que, por precaución, las autoridades competentes suspendieron la captación de agua de agua en San Juan, sector Papallacta. Adicionalmente, se dispuso la limpieza y remediación ambiental del área por parte del equipo de la Dirección Zonal 8, cuya verificación se verificará de manera estricta en apego a la Normativa Ambiental.

El market de una gasolinera en Cumbayá se llenó de personas en busca de agua
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado