Toda una Vida vela por los derechos del grupo femenino

- 08 de marzo de 2019 - 00:00
Lenín Moreno, presidente de la República, y su esposa, Rocío González, compartieron una mañana con mujeres ejemplares en el Centro Cívico de Guayaquil.
Foto:Presidencia de la República.

Empresarias, ambientalistas, doctoras, deportistas y microempresarias compartieron experiencias en sus ámbitos. Lenín Moreno resaltó la gestión de ellas.

El Gobierno y organizaciones internacionales desarrollan una agenda con más de 70 eventos. El objetivo es visibilizar y conmemorar la lucha permanente por la igualdad de derechos entre mujeres y hombres, así como las diferentes iniciativas para avanzar en la construcción de una sociedad más justa e igualitaria.

Para la apertura del mes de la mujer, el pasado viernes 1 de marzo, en Guayaquil se realizó el conversatorio “Un país sostenido por mujeres”, que reunió a más de 1.500 mujeres representantes de distintos sectores de la sociedad. Ellas dialogaron con el presidente de la República, Lenín Moreno, y su esposa, Rocío González, presidenta del Comité Interinstitucional del Plan Toda una Vida, sobre su contribución diaria al país desde los ámbitos personal y laboral.

“Considero que este espacio de diálogo permite mostrar todo aquello de lo que somos capaces para seguir construyendo juntos un mejor Ecuador, porque las mujeres cumplimos un rol fundamental como motor del desarrollo económico y social del país”, dijo Rocío de Moreno.

Ella agregó que “las mujeres somos el puntal para la construcción de una sociedad más justa, solidaria para consolidar comunidades de paz”.

Desde su experiencia de más de 30 años como empresaria, Rocío de Moreno, colaboradora ad honorem en todos los temas sociales, a través del Plan Toda una Vida, manifestó la necesidad de reconocer el trabajo de las mujeres y destacar su espíritu de solidaridad y empatía, que caracteriza los espacios y equipos de trabajo liderados por ellas.

“Una mayor igualdad entre mujeres y hombres está relacionada con más producción. Ejemplo, es que aquellas empresas dirigidas por una o varias mujeres superan en más del 50% el rendimiento de aquellas en las que la participación gerencial es exclusivamente masculina”, enfatizó Rocío de Moreno.

En Ecuador hay 8,7 millones de mujeres que, en promedio, trabajan 17 horas más a la semana que los hombres; y gran parte de estas actividades no son remuneradas porque están dedicadas al cuidado de sus familiares.

Eso representaría más de 19 mil millones de dólares del Producto Interno Bruto del país, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Ecuador ha avanzado en materia de derechos y ha hecho grandes esfuerzos por disminuir estas brechas y contribuir directamente al desarrollo económico de muchas familias, especialmente de aquellas en situación de vulnerabilidad.

Desde el Plan Toda una Vida, a través de Misión Mujer que fue construida de manera participativa, el Gobierno trabaja en ejes fundamentales que permitan promover la igualdad en derechos, lograr la autonomía plena de las mujeres, el impulso a su participación efectiva y activa, y acceder a recursos para mejorar su calidad de vida.

“A todas quiero decirles que somos el símbolo de la sensatez y del equilibrio, en un mundo en el que podrían sobrepasarnos la fuerza, la oposición y la competencia”, dijo la primera dama.

Además destacó que “pese a la diversidad de espacios en los que nos encontramos, todas coincidimos en que trabajamos y construimos para dejar una huella que trasciende nuestro propio liderazgo”. (I)

Especial para El Telégrafo

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: