Petroecuador busca solucionar erosión regresiva en las riberas del rió Quijos

07 de junio de 2020 15:29

Con el apoyo de la Embajada de los Estados Unidos, EP Petroecuador y diferentes agencias del equipo de emergencia de este país analizan información del fenómeno de erosión regresiva sucedido en las riberas del río Quijos (Alto Coca), luego de impactar a la estabilidad de la infraestructura del Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE), el pasado 07 de abril.

La coordinación se efectúa en las áreas geológica y ambiental. En el primer caso, se evalúa las características del fenómeno natural y la formación geológica del sector con un grupo de expertos del United States Geological Survey (USGS) y el Department of Transportation (DOT), Pipeline and Hazardous Materials Safety Administration (PHMSA), en el diseño de alternativas de largo plazo para proteger el tramo del SOTE ubicada en San Rafael, límite entre las provincias de Napo y Sucumbíos.

En materia ambiental, se evalúan las técnicas y las acciones de remediación ambiental efectuadas por la empresa pública en conjunto con el Oleoducto de Crudo Pesados (OCP), a lo largo de las zonas afectadas por el derrame de crudo.

Además, se informó que la Escuela Nacional de Control de Derrames de la Universidad Corpus Christi A&M de Texas- National Spill Control School of Texas A&M University Corpus Christi, ofrece apoyo técnico a través de talleres de capacitación al personal de la EP Petroecuador encargado de supervisar los trabajos de limpieza y remediación ambiental.

“Con el aporte de las agencias del equipo de emergencia de los EE.UU. se reforzará el trabajo efectuado hasta el momento. Es un gran apoyo de la Embajada coordinado con científicos de primer nivel”, enfatizó Pablo Flores, gerente general de EP Petroecuador. Medios Públicos (I)

Contenido externo patrocinado