Ecuador espera la llegada desde Perú de 26 tortugas nativas de Galápagos

- 13 de junio de 2018 - 18:52
Las tortugas fueron incautadas en un operativo realizado el 17 de abril de 2017 en la carretera entre las ciudades de Piura y Sullana, en Perú.
Foto: Parque Nacional Galápagos

Autoridades ecuatorianas esperan el arribo al país de las 26 tortugas terrestres de Galápagos que fueron rescatadas hace más de un año en un autobús en la región de Piura, en el norte de Perú.

Así lo informó la Dirección del Parque Nacional Galápagos (PNG) al precisar que este tipo de quelonios, oriundos de este archipiélago ecuatoriano y únicos en el mundo, son protegidos por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES).

El PNG agregó, en un comunicado, que tres guardaparques de esa entidad viajaron a Perú para retirar las tortugas que se encontraban en el zoológico "Cecilia Margarita", en Piura, y trasladarlas primero a Lima, luego a Quito y finalmente a su destino en las islas Galápagos.

El PNG, del Ministerio del Ambiente de Ecuador, confirmó que, tras efectuar los estudios respectivos, se trata de tortugas terrestres gigantes (Chelonoidis nigra) que habitan en el archipiélago.

El informe señala que tras su llegada a Galápagos, las tortugas permanecerán 180 días en un corral especialmente construido para ello en la Base Aérea de la isla Baltra, donde se encuentra también un aeropuerto comercial.

La cuarentena permitirá que los reptiles eliminen semillas y sean analizados para descartar posibles riesgos de contagio de enfermedades antes de la reinserción en su hábitat, con el objetivo de proteger a otras poblaciones de tortugas.

Esas tortugas fueron incautadas en un operativo realizado el 17 de abril de 2017 en la carretera entre las ciudades de Piura y Sullana, donde miembros de la Policía del Perú y de la Superintendencia de Tributos y Aduanas de Paita encontraron 29 quelonios envueltos con cinta adhesiva en una caja de cartón.

La caja estaba en una de las bodegas de un autobús de una empresa de transporte turístico internacional que procedía de la ciudad peruana de Tumbes, fronteriza con Ecuador.

"Las pésimas condiciones y el estrés al que fueron sometidos los ejemplares durante su transporte causaron la muerte de dos de los reptiles", indicó el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre peruano.

Los gobiernos de Perú y Ecuador trabajan en el diseño de una estrategia binacional para frenar la extracción, transporte y comercialización ilegal de fauna silvestre y de sus partes (huesos, pieles, animales disecados y otros).

Esa estrategia contará con acciones de monitoreo y control del tráfico ilegal, manejo y repatriación de especímenes incautados, promoción de alternativas productivas para las comunidades rurales involucradas en esta actividad ilícito, educación y participación de la sociedad civil y el fortalecimiento de las capacidades de instituciones públicas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: