Las personas con discapacidad accederán a créditos sin garantes

- 20 de septiembre de 2019 - 00:00
Elizabeth Castro, con discapacidad física, tiene dos emprendimientos: uno llamado “Detalles Únicos”, de flores y velas, y otro de terapias emocionales.
Mario Egas / ET

BanEcuador y el Conadis presentaron una nueva línea para ayudar al colectivo a producir. Los beneficiados tendrán tres años de gracia y hasta 10 de plazo. El Gobierno capacitará a los emprendedores para fortalecer sus negocios.

Nació con problemas en la cadera y parálisis cerebral (sin secuelas cognitivas). A pesar de eso Elizabeth Castro, de 34 años, es licenciada en educación.

Hoy, por su preparación, emprendió dos actividades con las que se sustenta en Quito: brinda terapias emocionales y de sanación espiritual en Kalani y también vende velas, rosas y cerámica en “Detalles Únicos”.

En el primero tiene cuatro años de labor y en el segundo, 12 meses.

Su objetivo es conseguir una instalación propia  y con adecuaciones ideales para que las personas con discapacidad y sus familias reciban charlas de motivación.

Apostó por un negocio propio porque no encontró alternativas en el mercado laboral. Su anhelo es acceder a créditos para crear un lugar adecuado para sus terapias y que brinde la accesibilidad al colectivo de atención prioritaria del país.

Ayer participó en la Feria “Ecuador con más Prosperidad”, en la cual el Gobierno Nacional presentó una nueva línea de préstamos encaminada a personas con algún tipo de discapacidad.

El programa que impulsa BanEcuador y el Consejo Nacional de Discapacidades (Conadis) es “Créditos sin historial crediticio”, que permitirá a las personas acceder a un préstamo sin garante, con tres años de gracia y 10 años de plazo.

En el evento, Elizabeth presentó su producto al presidente de la República, Lenín Moreno. El encuentro se efectuó en la plataforma gubernamental de la capital.

En el país existen 466.000 ecuatorianos con alguna discapacidad. De ellos, 42.000 se han integrado al sistema educativo nacional.

La emprendedora, que está en ambos grupos, aprovechó la oportunidad para conversar con el Primer Mandatario. “Espero ser beneficiada”, afirmó. 

Las cifras de BanEcuador mostraron que hasta el momento se entregaron $ 2.060 millones a 422.000 familias, entre ellas 6.000 artesanos y 11.000 personas con discapacidad.

Para Jorge Wated, presidente del directorio de la entidad, la banca pública solo sirve si hay soñadores que se arriesgan y buscan el progreso propio. El país -comentó- debe vivir de lo que hacen sus ciudadanos. “Por eso el Gobierno le apuesta al sector productivo. No se puede vivir de lo que haga el Estado”.

La primera beneficiada del programa es Andrea Yandún, quien tiene síndrome de Down, y su madre. Ellas montaron una sala de estética. Ambas recibieron un préstamo de $ 4.000. Con el monto esperan ampliar el local y abrir nuevas plazas de trabajo.

“Estoy muy agradecida por el apoyo que nos dan a las personas con discapacidad. Queridos padres de familia apoyen a sus hijos, mi madre siempre lo hizo conmigo”.

Otro favorecido, Víctor Vivanco, obtuvo $ 5.000 para ampliar su venta de extractores de jugo.

Mientras eso ocurría, Elizabeth arreglaba su puesto, en el cual sobresalían velas rojas, amarillas y celestes. Los visitantes de la feria se detenían al paso, porque era uno de los más coloridos.

Sus flores verdes, conservadas en una urna transparente, estuvieron entre los productos más atractivos. 

Elizabeth se retiró a su casa tras el evento y desde ayer aguarda la llamada  para -al igual que Andrea y Víctor- acceder al crédito.

Ella diseñará el espacio físico donde compartirá su experiencia. “Las limitaciones no existen”. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Somos Familia
Somos familia

¿Buscas la armonía en tu hogar? Aquí encontrarás algunas ideas para aplicar con tus hijos.

Suscribirse Ejemplo