Pandemia dificulta curación de ocelote rescatado, que pasará su vida en cautiverio

- 25 de junio de 2020 - 10:11
El ocelote Thor fue rescatado en un sembrío agrícola quemado para cultivo,
Foto: Proyecto Sacha

Los intentos para reubicar a un ocelote bebé herido, en un centro de fauna silvestre capacitado para su rehabilitación y reinserción en su hábitat, resultaron infructuosos. Por tal motivo el animalito será llevado a un centro de vida silvestre donde permanecerá el resto de su vida en una jaula.

Thor, como lo bautizaron, fue rescatado meses atrás de un sembrío agrícola quemado para cosechar. Además había sido macheteado. Personal de Proyecto Sacha lo acogió en la sede de la agrupación, que se encarga de ayudar a la fauna silvestre, y trató de curarlo.

Sin embargo, el proceso ha sido difícil. Intentaron conseguir un lugar donde el ocelote pudiera recibir una mejor rehabilitación, pero no pudieron. La pandemia agravó las cosas.

En sus redes sociales, Proyecto Sacha publicó: “Hemos agotado esfuerzos sin éxito, en el país los centros de fauna silvestre que pueden rehabilitar un ocelote están llenos, e incluso el más grande se está viendo obligado a cerrar y se encuentra gestionando entre los animales que tiene a al menos 7 ocelotes nuestros enviados en 2018 y 2019”.

La agrupación prosigue diciendo que “con mucho dolor en el alma hemos decidido que Thor tiene que ir a un centro de vida silvestre condenado a pasar su vida en una jaula, al menos comida no le va a faltar. En esta semana haremos el trámite necesario”.

Según Proyecto Sacha, al menos 5 centros a nivel nacional están cerrando sus puertas y repartiendo sus animales a otros porque no pudieron sobrevivir a la pandemia. “Llenando a otros centros que con muchísimo esfuerzo para tratar de ayudar los acogen, pero en poco tiempo se tendrán que enfrentar a lo mismo”.

En su publicación, señalan que nunca se consideró en los planes de ayuda humanitaria a los centros que protegen a la fauna “y hoy las consecuencias se sienten. El futuro para la fauna silvestre en Ecuador es incierto”.

Para un futuro inmediato, la agrupación, que no recibe ningún tipo de financiamiento estatal o privado y subsiste con las donaciones que realizan voluntarios y personas de buen corazón, analiza la situación de los próximos ocelotes que les lleguen .

“De aquí en adelante los próximos ocelotes que nos lleguen deberemos pensar en si vale la pena sacarlos adelante y condenarlos a morir en una jaula sin conocer la libertad, o dormirlos/ eutanasiarlos ante la falta de recursos para que sigan el proceso de entrenamiento para sobrevivir en vida libre”.

Desde junio de 2018, Proyecto Sacha ha recibido 36 leopardus pardalis rescatados de cautiverio, caza ilegal o heridos en quema de terrenos. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP