Los padres de la patria

- 16 de junio de 2019 - 00:00
Fotos: El Telégrafo

Este diario conversó con asambleístas de diferentes organizaciones sobre la convivencia entre la política y la familia.

Tres han incorporado a sus hijos y esposas en las campañas electorales. Esa ha sido su manera de estar con sus hijos.

--------------------

“La familia siempre debe ser lo primero porque todo lo demás es pasajero”

Foto: Cortesía / El Telégrafo

Tiene cuatro hijos: César, de 36 años; José Miguel, de 31; Juan Andrés, de 28; y Sussy Milena, de 23. Aún no es abuelo, pero este año espera dos: una niña y un niño. Así es la familia del asambleísta César Rohon, del Partido Social Cristiano-Madera de Guerrero.

Él dijo que están felices en su casa. “Es una gran bendición para todos”. Para él, la política es compleja y quita mucho tiempo a la familia, especialmente para los que viven fuera de Quito y tienen que ir y venir todas las semanas. Pero pasa con ellos los fines de semana y son su prioridad.

Según el legislador, el tiempo de calidad siempre es importante, pero cuando se pierde el crecimiento de los hijos, aquello nunca se recupera. El costo termina siendo muy alto, señaló. Rohon recalcó que sus hijos son extraordinarios y lo han apoyado siempre.

Sin embargo, ellos opinan que la política es muy ingrata. “La única recomendación que doy a un padre político es que la familia siempre debe ser lo primero, todo lo demás es pasajero”. Y recuerda que nada de esto lo habría logrado sin el apoyo de su esposa, Susana; y lo más importante: “Sin Dios no somos nada”. (I)

--------------------

“Es bastante complicado conjugar la vida política con la familiar”

Foto: Carina Acosta / El Telégrafo

El legislador Eliseo Azuero, del Bloque Acción Democrática, tiene tres hijos: Diana Tamara, de 34 años; Carlos Alexis, de 31; y Eliseo Stalin Azuero, de 23. También tres nietos. Para él, conjugar su vida política con su familia es bastante complicado, no es fácil desconectarse de los temas políticos y llegar a la casa y no topar esos temas.

Sin embargo, a lo largo de todos estos años en los que estuvo al frente de algunos cargos en la política, ha llevado de alguna manera una relación, al menos de fin de semana, muy familiar. Allí confluyen hijos, hermanos, madre y hacen una vida familiar bastante intensa.

La política le ha impedido estar con sus hijos en momentos importantes y de alguna manera se siente culpable y responsable. “Me he perdido de la graduación de la universidad de mi hijo; cuando mi hija estuvo enferma de gravedad”. Asimismo, no pudo asistir a la operación de su esposa en un proceso muy delicado. Él valora la humildad de sus hijos, su vida sana, su amor a la familia. (I)

--------------------

“Mi vida política está compartida con mi familia”

Foto: Cortesía / El Telégrafo

El parlamentario Ángel Gende, de Santo Domingo de los Tsáchilas, e integrante de la Bancada de Integración Nacional (BIN), comparte todas sus actividades políticas con sus cuatro hijos: Ángel, 29 años; Anita, 23 años; Yajanua, 20 años; y Nadia, 12 años.

Su familia lo apoya y jamás le ha reprochado nada. “Han estado en las buenas y en las malas. A ellos les impactaba el tema corrupción, pero confían en mí”, explicó.

Antes, sus hijos se preocupaban por lo que leían en las redes sociales sobre él. Pero Gende les ayudó a superar eso. “Todos los fines de semana conversamos de política, es parte de nuestras vidas”. (I)

--------------------

“Priorizo mi familia sin descuidar mis obligaciones”

Foto: Cortesía / El Telégrafo

Es padre de dos hijas: Ivón Carolina y María Fernanda, y abuelo de tres hermosas nietas: Manuela, de 8 años; Ariana de 4 años; y Bruna, de 4 meses.

El asambleísta Fernando Callejas, de CREO, contó que cuando fue Alcalde de Ambato su administración fue reconocida como honesta y eficiente. Y ese trabajo no afectó en nada el tiempo dedicado a su familia.

Hoy, que es legislador por Tungurahua, está en contacto continuo con sus hijas María Fernanda, que vive en Quito, y Carolina, quien está en Ambato, y disfruta mucho de sus nietas. “Hay que privilegiar siempre el amor de hogar, pero sin descuidar el trabajo”. (I)

--------------------

“He logrado combinar la carrera política con mis hijos y esposa”

Foto: Cortesía / El Telégrafo

Tiene tres hijos: Diego Andrés, de 24 años; Daniela, de 21; y Guillermo Antonio, de 17. El legislador Guillermo Celi, de SUMA, lleva 24 años de casado y su vida política ha sido comprendida por la familia.

“El 21 de mayo fue el cumpleaños de mi hijo, pero no estuve con él. Hay ciertas restricciones en la vida familiar y nos perdemos de días importantes”.

Pero ha logrado combinar bien su actividad y su permanente lazo con todos ellos. “Mis hijos y mi esposa me acompañan en mis recorridos y han sido parte fundamental en mi carrera hacia la Asamblea”.

Su hija Daniela ayuda a recoger fondos para las fundaciones de niños con cáncer y todos aman el deporte. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: