Olga Sambache complacida de ejercer la profesión que cambió su vida

- 10 de septiembre de 2018 - 00:00
Olga Sambache. Profesora de la Unidad Federico García Lorca.
Foto: John Guevara / El Telégrafo

Hay alumnos que formó la maestra en más de tres décadas que ahora son sus compañeros de trabajo.

Olga Sambache es una de las profesoras fundadoras de la Unidad Educativa Federico García Lorca. Desde temprana edad afrontó los retos que se  le presentaron como docente.

Nos recibió con una sonrisa que ha permanecido décadas en su rostro, que refleja su experiencia y carisma. Las dificultades no fueron obstáculos para que Sambache se constituyera en una de las maestras más antiguas y queridas de la institución. Recuerda que con 24 años comenzó a enamorarse de la docencia.

Al inicio tuvo que lidiar con obstáculos como es no contar con infraestructura adecuada: falta de luz eléctrica y agua potable, así como caminar varios kilómetros para llegar puntualmente a la escuelita.

Al principio la escuela era particular, fundada por Elsa Durán: habían 65 estudiantes. Luego de unos meses se integró como docente.

En la actualidad, la profesora se siente complacida al cumplir treinta y seis años de servicio a la comunidad. “Al ejercer la profesión que cambió mi vida”, dice.

“Me volví más responsable. Con el pasar de los años todo cambió para bien. Mi sueño se realizó en cada estudiante que formé. Los exalumnos se convirtieron en padres de familia, profesionales agradecidos”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: