“Nunca hubiésemos podido comprar a precio de costo”

08 de noviembre de 2013 - 00:00

Carlos Hernández no solo sufre de discapacidad intelectual en un 80% sino que también tiene dificultades para oír por el lado izquierdo. Y así ha pasado los 22 años de su vida.

Su tía Alfonsina Fray, quien se hizo cargo de cuidarlo luego de que su mamá  falleciera, cuenta que desde su nacimiento él no escucha nada por ese lado: “solo lee los movimientos de los labios cuando alguien se le acerca”.  

Desde hace un mes la vida de Carlos cambió con la entrega de una prótesis auditiva que le hizo la Misión Manuela Espejo. Según Fray, el aparato le ha permitido desenvolverse y entender mejor las clases que recibe en el colegio. “Este es un artículo bueno y de gran ayuda, más aún para nosotros que somos pobres,  porque nunca hubiésemos podido comprarlo por el costo”.     

Otra de las personas a quienes la prótesis le permitirá realizar sus actividades diarias, como estudiar, es Lilibeth Quimís, de 17 años.

La joven estudia la carrera de Mercadotecnia y Publicidad en la facultad de Filosofía de la Universidad de Guayaquil.

Al igual que Carlos y Lilibeth, existen alrededor de 25 mil ecuatorianos que han recibido este dispositivo, cuyo precio en el mercado local es de $ 1.500 a $ 3.000.      

En el auditorio del Gobierno Zonal fueron entregadas 150 nuevas prótesis auditivas en presencia del vicepresidente, Jorge Glas, y la gobernadora, Viviana Bonilla.

En ese marco, Glas adelantó que al margen del número de beneficiados con las prótesis, se entregarán “más de 3.000 ayudas auditivas y para el próximo año se superarán las 5.000”. Álex Camacho, de la secretaría Técnica de Discapacidades (Setedis), dijo que en diciembre la entrega total de equipos auditivos llegará a 28.000.    

Indicó que si bien las deficiencias auditivas se concentran en adultos que tienen más de 40 años, “hemos priorizado a los niños y jóvenes. Pero su acceso dependerá del tipo de pérdida: si es disminución de la audición leve moderada, severa, unilateral o bilateral”.   

Camacho explicó que entre 2009 y 2010, a través de un estudio biopsicosocial, se determinó que más de 30.000 personas en el Ecuador tienen deficiencias auditivas. Esto representa el 12% de la población con discapacidades.

Mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que hay 278 millones de personas entre niños y adultos, con algún grado de deficiencia auditiva.  

Para cambiar esta realidad, la Misión Manuela Espejo ha establecido lo necesario para el diagnóstico temprano y la entrega de prótesis auditivas.  

Según Camacho, la Setedis, creada el 30 de mayo de este año por el actual Vicepresidente, busca dar continuidad a la Misión. En 2014 contarán con más de 60 profesionales especializados en todo lo referente al diagnóstico auditivo.

Pablo Vélez, responsable de Discapacidades de la Dirección Provincial de Salud del Guayas, dijo que el trabajo de la Setedis permite el diagnóstico temprano de casos auditivos y contar con una base de datos que a su vez posibilita la entrega de los dispositivos.  

Otro de los proyectos que prepara la Secretaría para avanzar hacia la real integración, según Glas, son los programas de inclusión productiva y educativa para niños y jóvenes que tienen discapacidad. “Pensamos que  ellos solo pueden hacer determinadas labores, como limpieza, y no es así porque  pueden ser parte del proceso productivo”, explicó.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: