El diagnóstico de los niños con cáncer mejora

- 16 de febrero de 2019 - 00:00
Un grupo de niños se distraen en la sala de juegos del Hospital Francisco de Icaza Bustamante, del Ministerio de Salud, en Guayaquil.
Foto: César Muñoz / EL TELÉGRAFO

Médicos del Hospital Francisco de Icaza observan que los pacientes acuden a tiempo para recibir tratamiento. El centro elevó su capacidad de consultas.

En los pasillos del Hospital  Francisco de Icaza Bustamante, de Guayaquil, cuelgan globos y fotos de niños que batallan contra el cáncer y otros que finalizaron sus tratamientos.

Kimberly tenía nueve meses cuando le detectaron un tumor en uno de sus riñones.

Hoy, a sus tres años,  está en remisión, que consiste en el control por un lustro (desde el último día de la quimioterapia, radioterapia o cirugía).

Ayer, su madre Ligia Muñoz, en el día de la lucha contra el cáncer en infantes, recordó que por cinco meses cuidó de ella en el citado centro público.

“Ella recibió quimioterapia, la operaron y ahora vive con un solo riñón. Estoy agradecida porque mi hija ya juega con sus otros hermanos y se ríe. La veo con energías”.

De acuerdo con Doris Callejara,  jefa del área de Oncología, en el país mejoró el diagnóstico de la patología.

El nosocomio detectó a 124 nuevos casos de niños con enfermedades oncológicas en 2018. En 2017 tuvieron a 40 pacientes.

La clínica repotenció su área, aumentó la recepción de casos y contrató a más profesionales. En la actualidad tienen cuatro oncopediatras, nutricionistas y trabajadoras sociales.

Jenny Villamar, gracias al diagnóstico oportuno,  salvó la vida de Sergio, de seis años. Hace dos le descubrieron un tumor cerebral. “Ahora mi hijo se encuentra en remisión y estoy segura de que pronto estará libre de cáncer”.

En los pasillos también aparece Aníbal, de 11 años. Él usa una prótesis de titanio en su pierna derecha. Cuando cursaba el quinto de básica le fue detectado un cáncer en la extremidad. Superó la metástasis en el pulmón con los tratamientos respectivos.

Su progenitora, Catalina Sánchez, está pendiente de sus exámenes y las revisiones permanentes.

Cuando acude al sitio aprovecha para motivar a las otras madres. Las anima a que no  abandonen los tratamientos,  “no importa lo distante de sus casas”. Actualmente, allí hay 30 menores de edad que superaron la afección. Aunque Callejara considera que aún faltan mayor cantidad camas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) hoy en día promueve la creación de un centro con alta tecnología para aumentar la supervivencia.

Precisamente, la Sociedad de Lucha contra el Cáncer prevé la construcción del Hospital Oncopediátrico Hope, con 75 camas y 42 especialistas en oncopediatría.

Hasta noviembre de 2018 fueron diagnosticados 193 nuevos casos. Las leucemias ocupan el primer lugar. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: