Mujeres ganan espacio en diferentes trabajos

- 02 de marzo de 2019 - 00:00
En el Teatro Centro Cívico Eloy Alfaro de Guayaquil se efectuó el taller “Un país sostenido por mujeres”. El acto inicia las actividades sobre el colectivo.
Foto: Alfredo Piedrahíta / EL TELÉGRAFO

Los deportes, la seguridad, el medio ambiente y más áreas cuentan con ellas. Las féminas dialogaron con el Presidente sobre su historia y progreso.

Por las calles Guaranda y García Goyena, en el sur de Guayaquil, caminaron centenares de mujeres.

Ellas acudieron al Centro Cívico Eloy Alfaro para dialogar sobre el empoderamiento que han tenido en los últimos años en Ecuador.

Un público femenino llegó al conversatorio “Un país sostenido por mujeres”, convocado por el presidente de la República, Lenín Moreno.

Damas policías, empresarias, doctoras, deportistas, ecologistas, profesoras y funcionarias de Gobierno fueron las protagonistas del diálogo sobre sus experiencias. El acto fue organizado por el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES).

La general Tanya Varela, ante 1.500 personas que la escucharon atentamente, recordó que ella se abrió campo  en la Policía Nacional a pulso.

En ese trabajo, que antes era exclusivamente de hombres, ella pasó por la misma selección y pruebas que los demás. “El primer reto que hubo que vencer fue el machismo”. 

Sin embargo, actualmente  la institución cuenta con 6.467 policías mujeres y hoy dos de ellas son generales. “Estoy a cargo de 8.000 servidores policiales”.

La clave del éxito es que no se vea lo que hace como sacrificio, sino como vocación.

Para Estefanía García, practicante de judo, no existen límites en la incursión de cualquier disciplina. La actividad deportiva -asegura- proporciona al colectivo fortaleza física y mental. “Hay que eliminar estereotipos de que hay deportes solo para hombres”.

En el campo ambiental ellas también se han abierto un espacio. El oficio de guardaparques es uno de ellos.

Yolanda Brito se expresó orgullosa de lo que ha logrado profesionalmente. Ella también fue víctima del machismo.  “Mi padre quería un niño, pero cuando nací se marchó. Hoy, gracias a mi esfuerzo, estoy aquí en este instante junto al Presidente”.

Asimismo, Alexandra Gonzabay, beneficiaria del Crédito de Desarrollo Humano, participó del conversatorio. Ella, madre de cuatro hijos y un nieto, cría a un niño con discapacidad y cuenta con un negocio.

“Accedí al Crédito de Desarrollo Humano hace año y medio y le agradezco mucho al MIES porque me ha ayudado a crecer en mi empresa, me ha capacitado y ha mejorado la calidad de mis productos”, dijo.

El Primer Mandatario resaltó los valores de las ecuatorianas y la disciplina para alcanzar metas.

“Justo, por sugerencia de mi esposa, Las Manuelas (programa gubernamental), empezaron a caminar”, reconoció Moreno. (I)   

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: