Mujeres tuvieron más voluntad para adelgazar

- 06 de julio de 2019 - 00:00
Patricia Barcos (izquierda) recibió un diploma tras alcanzar la meta de perder kilos alimentándose bien. La doctora Mónica Vallejo (derecha) les enseñó a preparar un menú saludable.
Fotos: Lylibeth Coloma / EL TELÉGRAFO

Pacientes de un hospital participaron en un reto para bajar de peso en cinco meses. La ganadora eliminó 30,8 libras en dicho lapso.

En el Hospital del Día Efrén Jurado López, de Guayaquil, se colocaron decenas de sillas para recibir a pacientes que cumplieron un objetivo.

Diplomas, una mesa de autoridades y un pequeño rincón con bocaditos le dieron al nosocomio un ambiente de graduación.

Sonrientes mujeres de mediana edad y adultas mayores, de figuras esbeltas, llenaron los puestos.

Ellas acudieron al sanatorio para mostrar a la comunidad que cambiar el estilo de vida es posible y que bajar de peso, por salud, es necesario.

Unos 60 pacientes de esa casa asistencial participaron en un “reto” para bajar de peso en cinco meses. En el proceso desertaron 25  y todos los hombres. Al final quedaron solo 35. 

El programa desarrollado en el centro se inició en febrero de este año y culminó con la premiación de las pacientes que lo consiguieron.

Los aplausos y los gritos de aliento irrumpieron fuertemente en el patio cuando se mencionó el nombre de la ganadora: “¡Patricia Barcos!”, reveló la jefa de ceremonia.

Barcos, con tacones altos y un jean ceñido, se levantó y se dirigió a sus compañeras de dieta: “Agradezco a este grupo de guerreras que se apoyó constantemente”.

Ella, de  46 años de edad, perdió 30,8 libras en 150 días. La paciente, madre de un adulto y abuela, sorprendió a su vástago por la transformación física que experimentó en el presente año.

Una de las metas de su vida era disminuir libras, pues constantemente padecía de dolores de cabeza. 

“Tenía colesterol y quién sabe qué más”. En el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social la derivaron al psicólogo y a medicina interna, pues no hallaban el origen del problema de salud.

Finalmente llegó a nutrición, donde encontró el alivio. Hoy pesa 145 libras. “Me faltan dos para llegar al ideal para mi estatura”.

La doctora Mónica Vallejo, que lidera el club de nutrición, reveló el secreto: plantearse objetivos y conciencia.

A eso se suman distribuir las porciones de alimentos cinco veces al día e incluir  ensaladas. “No se necesita mucho dinero para ingerir comidas saludables”.

Otras de las participantes, que redujeron sus medidas, coincidieron en que es fundamental dejar de comer frituras y bebidas azucaradas. Eso- además- solucionó sus problemas con la hipertensión y triglicéridos. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: