Las mujeres aportan otra visión a las ciencias

- 12 de febrero de 2020 - 00:00
Como parte del Día de la mujer en la ciencia se realizó una exposición estudiantil de proyectos investigativos y tecnológicos en el Ministerio de Educación.
Álvaro Pérez / ET

Profesionales del país compartieron sus experiencias para incentivar en las estudiantes el interés por la investigación, dominada en un 70% por hombres.

La ciencia es una opción para las mujeres del país. Bajo esa premisa, varias ecuatorianas compartieron ayer su experiencia con niños y jóvenes que aún no definen su futuro.

¿Qué quieren ser de grandes? fue la pregunta con la que inició su presentación la ingeniera mecatrónica Andrea López. La respuesta obvia fue que no sabían aún.

“Yo tampoco lo definía; lo único que siempre quise era estudiar algo relacionado con  los números y así lo hice”.

Andrea se formó en Rusia y fue la única figura femenina en un aula completa de varones. “Fue difícil, pero demostré que como mujer tenemos mucho que aportar”, contó en el “Día internacional de la mujer y la niña en la ciencia”.

Hoy trabaja en la Universidad de las Fuerzas Armadas (ESPE), en proyectos como el exoesqueleto.

Cada palabra era una invitación para que las niñas despierten al fascinante mundo de las ciencias y la investigación porque les permite viajar y descubrir nuevos campos, donde la visión femenina aporta más humanismo.

En ese ámbito, la física Daisy Quinatoa contó cómo se enroló al Observatorio Astronómico de Quito como investigadora de las estrellas y el firmamento, aunque estos elementos nunca habían pasado por su mente hasta antes de iniciar sus estudios en la Politécnica Nacional.

“Un día alcé mis ojos y me di cuenta de las estrellas, del sol. Hoy investigo esos elementos para entender cómo influyen en nuestras vidas”.

Su historia llamó la atención de varias alumnas, que le preguntaron más detalles de los astros y de cómo se descubre que el color azul representa que son calientes y el rojo que son fríos.

La historia ecuatoriana tiene pocas figuras femeninas destacadas y una de ellas fue Matilde Hidalgo, la primera médica ecuatoriana.

La invitación fue para que las niñas se interesen más por un campo que ha sido exclusivo de hombres. Solo el 30% de los investigadores del mundo son mujeres. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP