Mujer en frontera norte, más expuesta a violencia

26 de noviembre de 2013 00:00

Cada 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional contra la Violencia de Género, instaurado así por la ONU en honor a 3 activistas políticas asesinadas en 1960 durante el régimen dominicano de Rafael Trujillo.  

En el marco de esta fecha, el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, Plan Internacional, CARE-Ecuador y otras instituciones presentaron un informe de la situación de las mujeres en la frontera norte ecuatoriana.

Según el reporte, 8 de cada 10 mujeres en Imbabura y Sucumbíos sufren algún tipo de violencia. Esta cifra supera los datos recogidos el año pasado en la I Encuesta Nacional, indicando que 6 de cada 10 mujeres fueron violentadas.  

Según Fernando Unda, representante de CARE-Ecuador, la violencia de género en estas zonas se agrava  ‘por factores como la pertenencia cultural o étnica, el tema generacional y la xenofobia’.

Explicó que las mujeres indígenas o afrodescendientes son discriminadas y violentadas  en el entorno familiar y cuando acceden a los servicios públicos y  escolares.

Unda señaló que las mujeres colombianas o desplazadas no denuncian casos de violencia  por temor  a exponer su situación migratoria irregular. “La denuncia del sistema judicial es un derecho humano que está abierto a todos los ciudadanos, más allá de su nacionalidad”, dijo.  

Durante 2012 se contabilizaron 1.353 defensorías públicas en el país, y más de 5.900 defensores ofrecieron guías a las mujeres que han sufrido atropellos en su entorno.

Carina Balón es defensora y viajó desde Santa Elena a Quito para contar su experiencia. Explicó que pese al índice de maltrato hay una mejor relación de padres e hijos, mayor seguridad para comunicar ideas y fortalecer a la comunidad.

Rossana Viteri, directora de Plan Internacional, también entregó cifras sobre el maltrato a niños y niñas en el país. Expresó que el 78% de menores ha vivido situaciones de violencia, y 75% serían causadas por personas de su entorno. Viteri destacó la importancia de erradicar estas prácticas, pues aseguró que la  ‘violencia está naturalizada e incorporada en la vida cotidiana’.

Según datos de la Fiscalía, la mayoría de  casos de maltrato a la mujer se registran en Pichincha, Guayas,  Esmeraldas, Manabí y Sucumbíos.

MARCHA Y CASA ABIERTA PARA RECORDAR FECHA

“¡Si es con una, es con todas!”, fue el grito de las jóvenes de las diferentes instituciones que se dieron cita ayer en la marcha  por el Día internacional contra la violencia de género.

“7 de cada 10 mujeres son violentadas de alguna manera en nuestro país”, dijo Ana Toledo, presidenta de la Asociación Femenina Universitaria -AFU-.

Miembros de la AFU y estudiantes de la Universidad de Cuenca se unieron a la marcha con el objetivo de sensibilizar a la sociedad y que el Estado pueda invertir más fondos en contra de la violencia femenina.

Sonia Nivelo, directora de la Corporación Mujer a Mujer, señaló que desde enero a octubre de este año  han recibido 1.704 casos de maltrato en Azuay.

Agregó que al momento se trabaja con varias instituciones como el Cabildo por las Mujeres y el Consejo de la Judicatura, para  "romper el miedo y la vergüenza porque hay muchas personas que viven situaciones de violencia en algún momento”.

 En El Oro también se recordó la fecha contra el abuso físico o psicológico a mujeres. En una casa abierta, realizada en el parque central de Machala, se presentaron videos de violencia intrafamiliar. Según reportes del  Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), en esta provincia hubo 1.818 casos de agresiones femeninas.