El Presidente compartió con infantes en el cantón Daule

- 31 de mayo de 2019 - 18:36
DAULE.- Los estudiantes de la Unidad Educativa Eloy Alfaro invitaron al Presidente a comer frutas para mantener la buena salud. Los chicos aprendieron en la feria inclusiva a nutrirse bien.
Foto: María Fernanda Arreaga / El Telégrafo

El Parque Inclusivo Víctor Salazar, de Daule (provincia de Guayas), lució la mañana de este viernes 31 de mayo lleno de niños con gorras y sillas multicolores: amarillo, verde, lila y otros.

Al lugar llegaron 120 estudiantes de la escuela Eloy Alfaro del cantón para celebrar su día junto al presidente de la República, Lenín Moreno.

Los menores de edad cantaron, jugaron, hicieron carreras en sus sillas de ruedas y otros en muletas. Pero también aprendieron a comer sano y a cuidar el planeta. El mensaje fue transmitido con ayuda de títeres y de personajes disfrazados.

En un espacio para la lectura, el Primer Mandatario leyó para los pequeños el cuento “El Oso Ramón”, enfocado en la inclusión. “¿Les gustan los cuentos?”, preguntó Moreno y los niños corearon: “Sí”.

El oso Ramón es muy juguetón y le gusta tener muchos amigos que viven en todo el bosque. Era el menor de sus hermanitos, pero no podía escuchar nada. Había nacido con discapacidad auditiva. Como era divertido, sus amigos, los animalitos, lo querían mucho”.

Esta dinámica y otras actividades fueron parte de la Feria Lúdica Inclusiva, en la que también estuvieron los ministros de Salud, Ambiente y de Inclusión Económica y Social y la primera dama, Rocío de Moreno.

Ella aseguró que no hay nada tan maravilloso como compartir con los más chicos. “Ustedes son nuestra alegría y razón de ser, por quienes haríamos todo. Esa alegría e inocencia hay que mantenerla. Son la esencia por la que trabajamos”.

Ester Melgar, quien acompañó a su hijo Yago, de 7 años, destacó la actividad. “Esto ha permitido que puedan compartir con otros pequeños que no tienen discapacidad”. El menor tiene autismo y es estudiante del plantel Eloy Alfaro.

Rocío Magallanes, otra de las madres, lució emocionada, ya que por primera vez conoció a un Presidente. Lo tuvo cerca de ella. Su hija, Dayana, saludó con un beso al mandatario. “He visto a mi hija sonreír y disfrutar de cada uno de los juegos que tiene este parque. Además del bello espectáculo musical”.

La celebración culminó con  la presentación de la obra teatral “El Mago de Oz”, que tuvo entre su elenco a chicas con Síndrome de Down. Luego se realizó la entrega de juguetes.

Dariana y Nubraska recibieron muñecos de trapo. Ellas estuvieron atentas a la interpretación de cada uno de los personajes. Los que más llamaron su atención fueron el Hombre de Hojalata y el Espantapájaros.

Bruneli, una niña de 10 años, quien usa una silla de ruedas, sonrió y levantó su cabeza cada vez que escuchó la música.

Su madre, Johanna Paredes, expresó que la menor nació con un retraso físico e intelectual. “Hoy mi hija se sintió incluida, la trataron igual que a todos los niños que participaron en esta fiestita y se distrajo. Este ha sido el mejor regalo que hemos recibido por el Día del Niño”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: