Situación de alumnos del Mejía y Montúfar se resolverá en estos días

17 de noviembre de 2014 - 13:46
Los padres se encuentran afuera del colegio Mejía. Un equipo médico les realizó un chequeo para evitar complicaciones en su salud. Foto: Andrés Darquea / EL TELÉGRAFO

Augusto Espinosa, ministro de Educación, estimó que esta semana se resolverá la situación de los estudiantes de los colegios Montúfar y Mejía que fueron procesados por participar en disturbios en la vía pública en septiembre de este año.

Durante un encuentro con los medios de comunicación, el funcionario reiteró que primero es necesario conocer las medidas disciplinarias que adoptará la Junta Distrital de Resolución de Conflictos para un total de 45 jóvenes (43 del colegio Mejía y 3 del Montúfar).

Explicó que en este proceso se contemplan 3 posibilidades: la primera sería una suspensión temporal de los estudiantes. La segunda, una suspensión definitiva o la reinserción de los alumnos en un plantel a distancia. La tercera podría ser la reubicación de los muchachos a un colegio cercano a su domicilio.

Mientras tanto, un grupo de padres de los alumnos del Mejía continúa con la huelga de hambre que se inició el pasado miércoles. Ellos se encuentran afuera de las instalaciones del establecimiento educativo.

Los progenitores aseguraron hoy que no levantarán la medida hasta que sus hijos se reincorporen a clases en el mismo plantel, tanto para los menores como los mayores de edad. 

"Nuestros chicos tienen derecho a la educación y que esta sea en donde ellos elijan", comentó uno de los familiares que no quiso dar su nombre.

En el sexto día de su protesta, los padres empezaron a evidenciar quebrantos en su salud, informó Johanna Granizo, enfermera voluntaria, quien acudió al lugar para prestar asistencia médica.

Gladys Vega, madre de uno de los alumnos sancionados, aseguró que aunque se sientan débiles se mantendrán en su protesta. "No vamos a claudicar", reiteró.

El ministro Espinosa recordó que hay normas vigentes que se tienen que cumplir y que no se va a ceder a medidas de presión.

Reiteró que Ecuador es un país de Derecho y que su obligación es vigilar el respeto de la Ley. "Por más protestas que hagan los padres tenemos que respetar las normas. Los estudiantes tienen que responder por sus acciones", subrayó.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP