Entra en vigencia reducción de la carga administrativa docente

- 20 de febrero de 2019 - 15:18
El Acuerdo Ministerial ayudará a que los docentes se enfoquen en actividades pedagógicas.
Foto: Archivo / EL TELÉGRAFO

El ministro de Educación, Milton Luna, firmó este miércoles 20 de febrero, el Acuerdo Ministerial 2019-11A, con lo que se dispone reducir las actividades administrativas de los profesores.

En conversatorio con medios de comunicación, el Secretario de Estado, informó que la medida beneficiará a más de 200 mil maestros de instituciones educativas fiscales, fiscomisionales, municipales y particulares, a nivel nacional.

“Este es un primer paso dirigido hacia dos grandes objetivos: ir hacia la autonomía de las instituciones educativas en términos pedagógicos y administrativos y generar un cambio en el modelo de gestión hacia una propuesta democrática y participativa”, afirmó Luna.

Hortensia Bustos, subsecretaria de Desarrollo Profesional, añadió que esta normativa pretende optimizar las 40 horas la labor docente y buscar espacios para innovación curricular.

La funcionaria añadió que con el Acuerdo Ministerial se pretende "trabajar en función de la educación y no en función de información que no era retribuida en beneficio de crecimiento profesional y de los procesos de aprendizaje en el aula”.

Andrés Pazmiño, subsecretario de Apoyo, Seguimiento y Regulación de la Educación, añadió que el nuevo instrumento propone cambios en aspectos regulatorios, pedagógicos y en la docencia, ya que los profesores elaboraban 63 actividades administrativas generales, por encima de la planificación pedagógica.

Explicó que estas tareas se redireccionarán a los funcionarios administrativos y se priorizará la información solicitada a los educadores.

“La intencionalidad del acuerdo es reducir la responsabilidad que tienen los docentes de responder con procesos y protocolos administrativos por fuera de sus responsabilidades en el aula”, aseveró Pazmiño.

En el aspecto pedagógico, el subsecretario de Fundamentos Educativos, José Brito, detalló las funciones inherentes de los profesores para garantizar el aprendizaje, como son las evaluaciones diagnósticas, formativas y de comportamiento; los refuerzos académicos a los estudiantes que lo requieran y el fomento de un clima y convivencia pacífica y las aulas.

El único instrumento pedagógico en donde deberán centrar los esfuerzos los docentes es la planificación curricular”, manifestó Brito. (I)