Migrantes, a merced de recibir ayudas

- 23 de marzo de 2020 - 00:00
Pese a su estatus de migrantes, en condiciones de subempleo o desempleo, las asociaciones creadas por ellos les ha permitido ayudarse con sus escasos recursos.
Archivo/ ET

Las asociaciones de migrantes venezolanos han creado redes solidarias para suplir sus carencias durante la emergencia.

El 70% de los venezolanos  residentes en Ecuador viven de su labor diaria, de acuerdo con cifras de la Asociación civil Venezuela en Ecuador.

Wilmar Cuevas junto a otras dos  familias alquilan habitaciones en una casa del Valle de Los Chillos. “Tenemos cuatro niños y no hay cómo salir a vender nada”, relató a EL TELÉGRAFO al referirse a cómo vivieron los primeros días del estado de excepción por el covid-19.

Oscar Camacho, de 66 años, vive con su esposa Elsa y una hija en Conocoto, en el sur e la capital.  Vio un aviso de la entrega de un kit solidario. “Queremos saber si podemos recibir uno”, dice.

Asdrúval Capdeviel vive de vender cigarrillos. “Estamos a la merced de Dios, esperando que cualquier organismo nos ayude y ver qué es lo que va a pasar”, relató. Él vive en una pensión en donde paga $ 80 mensuales y no sabe cómo hará este mes.

Jenny Chirino vive en la Mariana de Jesús, de la capital. No ha podido hacer las entregas de alimentos delivery, donde se emplean muchos de ellos en este país.

Sobre el tema, la presidenta de Chamos Venezolanos en Ecuador, Egleth Noda, expuso que crearon una red solidaria que distribuye insumos y alimentos en 15 puntos de Quito.

“Se entrega una mascarilla y un gel y se le pide una colaboracíón simbólica de $ 1,25 para restablecer la materia prima. Es simbólica porque una mascarilla cuesta $ 1 o $  2 en la calle”, dice José Ramón Chauran, quien distribuye apoyos en el sur de Quito.

“Cuando se puede se le colabora con algún alimento como harina pan, pasta y arroz”, añade.

Chaumar dice que los beneficios que anuncia el Gobierno Nacional son para el pueblo ecuatoriano pero nadie se pronuncia respecto a la comunidad de migrantes.

En Facebook e Instagram  transmiten medidas de prevención con la colaboración de los médicos y psicólogos migrantes que están disponibles las 24 horas.

“Estamos sorprendidos del hecho de que no hemos visto desde los organismos internacionales abocarse a quienes realmente dentro de la cadena epidemiológica  están dentro de los  más vulnerables”, señaló Egleth.

Este diario solicitó una entrevista a la Acnur, sin una respuesta todavía.

Daniel Regalado, de la asociación civil Venezuela en Ecuador, dice que “más del 70% de los venezolanos viven aquí de su labor diaria titánica para llevar el pan a su casa y en este momento está cortada esa posibilidad”.

Rey Q. y su madre pagan una pequeña suite de $ 150 al norte de Quito. “Esperamos una pronta solución para no vernos afectados como migrantes”.

Wilmar, madre de dos niños, dijo que el sábado la agrupación Diálogo  Diverso los censó para entregarles ayudas.(I)

Las noticias falsas causan malestar
El vicepresidente de la República, Otto Sonnenholzner, alertó a la ciudadanía de la proliferación de mensajes falsos, especialmente en las redes sociales.

El Segundo Mandatario, en su mensaje a la nación, agradeció a los médicos que dan alertas y sugerencias de cómo mejorar, pero “queremos llamar la atención a quienes quieren aprovechar esta situación compleja difundiendo noticias falsas o descontextualizando los hechos”.

Aseguró que el Estado está tomando decisiones complejas, difíciles, pero acertadas y oportunas para cuidar la salud de los ecuatorianos durante la emergencia sanitaria, “necesitamos del compromiso de todos”, remarcó.

Asimismo, agradeció a todas las familias del país que se han tomado en serio la amenaza, “les hemos dicho desde el principio que esta es una guerra que la vamos a ganar si todos aportamos con algo tan sencillo como quedarse en casa”. (I) 

Facultades  no retirarán a internos
La Asociación de Facultades Ecuatorianas de Medicina (Afeme) se mostró contraria a un posible retiro de los internos rotativos de las unidades de salud. En un comunicado, la Afeme precisó que si bien los internos rotativos no se han titulado aún, ya cursaron más del 90% de la carrera que ellos eligieron y cuyo elemento fundamental es consagrar su vida al servicio de la humanidad. 

La Afene añade, que en las condiciones actuales, retirar a los internos rotativos desmoralizaría al sector de la salud y fracturaría la unidad de sus profesionales. Lo que sí solicitaron son medidas de seguridad extrema como condición indispensable para evitar el contagio del personal de salud. Para eso precisaron que es necesario facilitarles la indumentaria necesaria como: gorro, lentes con protección lateral, mascarilla N-95 o doble mascarilla quirúrgica, bata desechable de manga larga y puño, guantes de látex o similar, pantalón desechable y cubrecalzado. Pidieron que toda ropa de  hospital sea lavada dentro de cada casa de salud y  que los internos rotativos no laboren en áreas de mayor riesgo como emergencia, neumología, infectología o cuidados intensivos. (I)  

El país cuenta con sistemas auxiliares de diagnóstico
Ayer se instaló el segundo sistema auxiliar de diagnóstico del covid-19 en el Hospital General del Norte de Guayaquil Los Ceibos. El primero se encuentra en el Hospital General del Sur de Quito.

Ambos cuentan con el soporte y tecnología de la empresa Huawei. Este equipo convierte al Ecuador en el primer país de América Latina que posee esta tecnología para combatir la pandemia. Desde que se detectó el primer caso en Ecuador, la empresa asiática se puso en contacto con el vicepresidente Otto Sonnenholzner, el ministro de Telecomunicaciones, Andrés Michelena, entre otras autoridades del Gobierno.

Huawei proporcionará servicios a 6.000 casos sospechosos de covid-19 en Ecuador mensualmente, lo cual llegará en total a 18.000 beneficiados dentro de tres meses. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP