Cómo las mascotas nos ayudan a superar la crisis del coronavirus

12 de junio 18:56

Pato y Patty no se despegaron del lado de Éricka Moreno cuando enfermó de covid-19. Esta joven madre de familia guayaquileña recuerda que fueron duros momentos que sin sus mascotas, asegura, no hubiese podido superar

"Estuvieron pendientes de mí y si hubiesen podido cocinar para darme de comer, lo hubieran hecho", recuerda Éricka. Relata que los perritos no se querían despegar de su lado mientras permanecía en reposo por la enfermedad. Incluso, cuando el doctor le recomendó que no estuvieran en su cama, ellos no dejaron su regazo.

"Fueron en una gran compañía, mi esposo no podía estar conmigo 24/7 porque también tenía a sus padres enfermos", relata Éricka. Afirma que esa lealtad y cariño le ayudaron a superar la covid-19.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) indica en una publicación que las mascotas han demostrado, inclusive, que "pueden reducir niveles de estrés y tendencias suicidas, algo que es muy positivo en nuestra actual situación por la pandemia".

"Todos nos hicimos compañía, perros, gatos y humanos. Mi hijo Andrés estableció un vínculo muy grande con Pato. Son y serán siempre una gran compañía, pero en tiempo de pandemia fueron un desestrés total", subraya Éricka.

Investigadores de la Clínica Mayo en EE.UU. que participan en un estudio que finalizará en el 2030, observaron que los propietarios de perros suelen mantener un estilo de vida más saludable que repercute en su salud cardiovascular. Los informes preliminares añaden que al convivir con mascotas se amortiguan los niveles de presión arterial en situaciones de estrés como las que se viven ahora.

"En tiempos de aislamiento preventivo, social y obligatorio; compartir y jugar con nuestras mascotas es una excelente práctica. Ellas nos acompañan, mejoran el estado de ánimo de todos y, además, hacemos actividad física, nos entretienen y ayudan a relajarnos", explica la veterinaria Andrea Jácome.

Eso lo sabe bien Mario Orrala, también de Guayaquil. Su perrita Kiara no pudo llegar en el mejor momento. Él relata que la adoptó poco antes del confinamiento. La cachorra ha ayudado a sus hijos, de 12 y 15 años, a adaptarse a la vida en el hogar.

"Se entretienen", dice Mario. "Mi hija se habría aburrido sin ella. Ha traído la estructura al día y nos mantiene activos", añade.

Si en circunstancias normales las mascotas han demostrado ser beneficiosas para la salud y el bienestar, en el encierro están demostrando ser un salvavidas para muchos, proporcionando compañía, consistencia, e incluso alegría.

"Hemos descubierto que cuando todo está tan difícil en este tiempo, ha sido realmente agradable tenerlos cerca, te recuerdan que la vida continúa", expresa Lorena Ricaurte al referirse a sus gatos Tom y Negra.

Lorena dice que cuando se ha sentido preocupada o triste, abrazar a sus gatitos la ha hecho sentirse mejor. "Aprovecho, entonces, esta situación que nos toca vivir para compartir con ellos el tiempo, disfrutar sus ocurrencias, su ternura y su energía", agrega.

No obstante, la veterinaria Jácome advierte de lo que podría ocurrir cuando la gente vuelva a sus rutinas habituales y tenga otros compromisos. Algunas mascotas podrían deprimirse con la ausencia de sus dueños. Ella recomienda mantener horarios de comida y de acostarse, y asegurarse de que tengan algo de tiempo solos. Los perros pueden incluso necesitar "un día de descanso" de todo el ejercicio.

Finalmente, la especialista recuerda que los animales son vulnerables, necesitan nuestra ayuda y nuestra protección. "No hay evidencia científica de que los perros o los gatos puedan transmitir la covid-19; por tanto, no tenemos que asustarnos o preocuparnos por que nos pasen la infección. Esto no exime de seguir las medidas recomendadas por las autoridades sanitarias, como el lavado de manos frecuente". 

La OPS recalca que "abandonar o matar animales es algo que les ocasiona sufrimiento y alimenta el ciclo de pánico; es un crimen, es cruel, para nada ético y no resuelve la pandemia". (I)