Las 2 mamás de Satya están enamoradas del país

03 de junio de 2018 - 00:00
Antes de venir a Ecuador, Nicola Rothon (izquierda) y Helen Bicknell, trabajaron con niños y mujeres en situaciones de riesgo en una ONG en Kenia.
Foto: Archivo / EL TELÉGRAFO

Helen Bicknell y Nicola Rothon podrán inscribir a sus hijos en el Registro Civil con sus 2 apellidos. Bicknell dice que es un gran paso hacia la equidad.

Lo más duro nos lo dijeron en la primera Corte: su relación es estéril y usted no es nadie para la Satya.

Han sido 6 años y medio de lucha para que nuestra hija pueda tener nuestros 2 apellidos: Bicknell y Rothon.

El fallo positivo de la sentencia es un muy buen paso para las familias de las diversidades sexuales.

 Pronto vamos a inscribir en el Registro Civil a la Satya y a su hermano, el Arundel, nuestro segundo hijo. A los 2 o a ninguno.

Recuerdo que llegamos a Ecuador en 2007, a enseñar inglés y a conocer este país. Ecuador nos gustó tanto que nos quedamos, sacamos la naturalización y aquí nacieron nuestros 2 niños.

En Ecuador vivimos de una manera sostenible. También compartimos ese aprendizaje con la gente que se interesa en la agricultura y el cuidado del ambiente. Tenemos una finca de permacultura, es decir, un sistema de diseño agrícola enfocado en el cuidado de la tierra, de las personas y la repartición justa. Así tratamos de ser un ejemplo para que se vea que otro mundo sí es posible.

Con Nicky (Nicola) estamos juntas desde 1998. Tenemos legalizada la unión civil en Reino Unido desde 2010. Nuestra unión de hecho está reconocida en Ecuador desde   2011. En diciembre de ese año nació nuestra hija Satya y empezó la lucha para poder inscribirla con nuestros apellidos.

En estos años, calculamos que gastamos unos $ 13.000. Eso incluye los días que no pudimos trabajar por hacer el papeleo y los costos de los trámites en Gran Bretaña.

Para mí, tener hijos ha sido algo increíble. Me llenan de amor y de felicidad; amo ser madre. Me enseñan muchas cosas y compartimos tiempo valioso con ellos. ¡Los 2 son superlindos! A la Satya le encanta ir en la bici, hacer ballet y acroyoga. Al Arundel, de 2 años, le gustan los rompecabezas y disfrazarse.

Queremos agradecer a la Defensoría del Pueblo, a las fundaciones Causana y Equidad, a nuestras familias y a toda la comunidad de Gais, lesbianas, bisexuales, transexuales e intersexo (GLBTI) de este país.

El apoyo de mi padre fue fundamental. Él puso toda su fuerza para sacar los papeles de Reino Unido para mis hijos. Sin eso hubiera sido muy difícil esperar estos años, sin poder viajar a visitarlos.

Ojalá este sea el camino para otros temas de igualdad, como la adopción.

Helen Bicknell (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: