Un mal estilo de vida incide con los años en padecer de demencia senil

Hasta los 30 años, la memoria de las personas funciona de manera óptima.
22 de enero de 2021 09:35

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la demencia senil como un síndrome –generalmente de naturaleza crónica o progresiva– caracterizado por el deterioro de la función cognitiva, es decir, la capacidad para procesar el pensamiento, más allá de lo que podría considerarse una consecuencia del envejecimiento normal.

La demencia afecta a cerca de 50 millones de personas a escala mundial, de las cuales alrededor del 60% viven en países de ingresos bajos y medios. Cada año se registran cerca de 10 millones de nuevos casos.
Se calcula que entre el 5% y el 8% de la población general de 60 años o más sufre demencia en un determinado momento.

Se prevé que el número total de personas con demencia alcance los 82 millones en 2030 y 152 millones en 2050. Buena parte de ese incremento puede atribuírsele al hecho de que en los países de ingresos bajos y medios, el número de personas con demencia tenderá a aumentar cada vez más.

Para conocer más sobre este tema, diario El Telégrafo entrevistó a Leonardo Vargas Zúñiga, psiquiatra del hospital Teodoro Maldonado Carbo, de Guayaquil.

Con el paso de los años, la salud mental de las personas se va deteriorando, ¿de qué depende básicamente que las personas de la tercera edad no pierdan la memoria?

La pérdida de memoria suele aparecer cuando el paciente presenta enfermedades asociadas al envejecimiento, como: Alzheimer, factores cancerígenos, ateroescleróticas, mal de Parkinson, Huntington, entre otras.

También se registra cuando no se siguen buenos estilos de vida, entre ellos, alimentación saludable, actividad física, ejercicios mentales y problemas en el ambiente familiar o como consecuencia de otras.

El doctor Leonardo Vargas explica que este trastorno también puede estar relacionado a lesiones que afectan el cerebro. Foto: Cortesía

¿Por qué puede originarse la demencia senil?

En términos generales, la demencia senil suele ocurrir a partir de los 60 años. Es decir que, el envejecimiento supone uno de los factores de riesgo más importantes, debido al daño o pérdida de las células nerviosas y sus conexiones en el cerebro. Sin embargo, puede afectar a personas de todas las edades.

La demencia senil se presenta también por enfermedades y lesiones que afectan al cerebro, así como por seguir hábitos de vida no saludables, como: mala nutrición, sedentarismo y la falta de ejercicios mentales.

¿Desde qué edad se deben hacer ejercicios mentales para conservar la memoria?

Siempre hay que mantenernos activos, por eso se recomienda realizar ejercicios mentales, entre otras actividades, que ayuden a fortalecer el cerebro. Por ejemplo: escribir con el brazo contrario al que siempre usamos (si es diestro, usar el brazo izquierdo para escribir alguna oración), ya que esto activa el otro hemisferio del cerebro.

Por otro lado, caminar de espalda en un lugar sin peligros de tropiezos, ya sea en el jardín o en el patio, durante unos cinco minutos; cepillarse con mano contraria los dientes o el pelo; sudoku; memoria; sopa de letras; crucigramas; etc. Todos estos son ejercicios mentales recomendados.

¿Influye mucho la alimentación y la calidad de vida de la persona?

Sí, la alimentación influye, sobre todo si comemos alimentos con alto contenido de grasa, debido a que pueden provocar placas de ateroma en las arterias que desencadenan con el tiempo una aterosclerosis, lo que obstaculiza la oxigenación del sistema nervioso, especialmente el del cerebro.

Se recomienda leer, escribir, realizar ejercicios, siempre dentro de las posibilidades físicas de la edad. Adicionalmente, se aconseja el consumo de hojas verdes y moringa; nutrientes que ayudan mucho a fortalecer el cerebro. También mariscos, por el alto aporte de Omega 3.

¿Qué entorno es favorable para las personas de la tercera edad?

El entorno debe ser amigable y seguro, puesto que, si los adultos mayores residen en un ambiente fatigante, con familia problemática, rodeado de preocupaciones, pueden presentar saturación y padecer fatiga, insomnio y hasta depresión.

¿Las conversaciones sobre hechos pasados ayudan?

Si, ayudan siempre y cuando no sean factores deprimentes, lo que se debe de recordar son los momentos alegres que hemos vivido.

¿Por qué se olvidan de cosas que sucedieron recientemente y no de otras que sucedieron hace muchos años?

El cerebro consolida recuerdos de una manera especial. Hasta los 30 años, nuestra memoria funciona mejor, al máximo, en comparación a los próximos años. Por eso es que, a medida que vamos aumentando de edad, se tiene la sensación de recordar mejor lo que nos sucedió hace mucho tiempo.

¿Qué hacer cuando las personas se olvidan de determinadas situaciones o personas?

Para que no ocurra esta situación, se recomiendan los ejercicios mentales que ayudan a activar el cerebro.

¿Se pueden originar alucinaciones por el mismo deterioro de la salud mental o es un hecho aislado?

No es un hecho aislado, las personas con deterioro de la salud mental a veces creen ver o escuchar cosas que realmente no existen. Aunque las alucinaciones y delirios son imaginarios, para la persona que los padece son muy reales y puede causar extrema ansiedad e incluso pánico.

Generalmente, comienza cuando la persona se empieza a desorientar en algún lugar, se pierde en algún sitio, va caminando y empieza a decir dónde estoy, o qué vine hacer al lugar. Esta situación va a conllevar a que se sienta frustrada y entre en estado de depresión, debido a que va a encontrar una incapacidad para reaccionar ante estas circunstancias.

¿Cómo prevenirlo o es un hecho ineludible?

No siempre podemos prevenir la demencia senil, por eso resulta importante el acompañamiento y brindar tratamiento médico, que es prescrito de acuerdo a la valoración que da el médico o el geriatra.

La musicoterapia (escuchar música alegre o relajante), durante un lapso de media hora, es importante, ya que ayuda a motivar; la fisioterapia, que son ejercicios de acuerdo a sus capacidades; el acompañamiento de una mascota, siempre y cuando exista la tolerancia o alianza; charlas grupales, talleres, etc., son estrategias que pueden ayudar mucho al paciente.

¿Cuál es el tratamiento adecuado?

Cada paciente es un mundo, por lo tanto, el tratamiento médico dependerá del estado de salud de la persona, la causa del deterioro de su memoria, entre otros. (I)

Las más leídas