En Los Ríos disfrutaron de su historia gastronómica

- 05 de noviembre de 2018 - 00:00
Los llapingachos de Don Pío, un local de tres décadas de antigüedad, que lleva el nombre del padre del propietario, fue uno de los platos más solicitados en el encuentro debido a la salsa de maní que se utiliza como acompañamiento.
Fotos: Cortesía Mintur

El festival Cuchara Brava, en su cuarta edición, reunió a huecas y emprendimientos de Babahoyo, Quevedo, Vinces, Mocache y Buena Fe.

Bollos, llapingachos, fritadas, cebiches, raspados, chocolates... La mezcla de olores y sabores dulces y salados inundó la ciudadela El Chofer, ubicada al oeste de Babahoyo, durante la cuarta edición de la feria “Cuchara Brava” organizada por la Prefectura de Los Ríos y el Ministerio de Turismo (Mintur).

El festival se desarrolló dentro de la agenda prevista por los 158 años de provincialización fluminense. El objetivo es rescatar la cultura gastronómica del sector que tiene a los peces de agua dulce como uno de los principales protagonistas, manifestó el  chef Julio Cruz, organizador general del festival.

Entre otros platos tradicionales están la tonga, humitas, mazamorra y los cangrejos de Babahoyo. Según Cruz, “son platos que buscamos potenciar turísticamente”.

En cuanto a la fauna fluvial, el bocachico, vieja azul, dica y carita aparecen como los más apetecidos y emblemáticos para la preparación de comidas como sancochos, bollos y cazuelas.

Hay gustos y preferencias para todo. Entre los comensales hay quienes se inclinan más por el bocachico por su sabor. La variedad gastronómica más usada es el encanutado, el cual se lo prepara usando caña guadúa como recipiente.

Platillos como los asados de carne y pollo fueron unos de los más exquisitos atractivos que se pudieron encontrar en el festival.

“Nació como una necesidad de cocciones ancestrales; no habían ollas y entonces de ahí que las personas cocinaban sus productos en canutos de caña”, explicó Marco Jácome, director del centro de formación gastronómica Sans Reserves.

Hay quienes, en cambio, prefieren al pez conocido como carita por tener más carne que el bocachico. “Tiene bastantes espinas, eso sí, pero si se las fríe bien son comestibles”, aseveró Juan Calderón, un ciudadano conocedor de la gastronomía nacional.

En total, participaron 20 huecas y 10 emprendimientos que ofertaron platos como encebollado, seco de pollo, empanadas, arroz con menestra y asados, humitas, ayampacos, guatita, calentado, bolón, entre otros.

Participaron locales provenientes de Vinces, Puebloviejo, Mocache, Buena Fe y otros cantones fluminenses. Debido a la gran acogida de las ediciones anteriores  (15.000 personas en promedio), se eligieron sitios más amplios para tener mayor espacio para los visitantes, explicó el Julio Cruz. “La idea es ir creciendo e incentivar para que la cultura gastronómica de Los Ríos se desarrolle”.

Como incentivo se premia a las mejores huecas participantes. En la edición del año pasado, los llapingachos Don Pío ganaron el primer lugar.

Durante el evento, también se hicieron promociones turísticas a través de fotografías de ciudadelas emblemáticas, Guayaquil destacó.

Guillermo Valverde, propietario del lugar, comentó que el platillo -cuyo origen es ambateño- ganó un gran espacio en la región costa pese a que no muchos dueños de restaurantes deciden especializarse en esta comida.

En el caso de Valverde, han sido casi 30 años de calar en la preferencia babahoyense. “El truco está en la salsa de maní, que tiene el toque especial de mi madre”, señaló.

También hubo espacio para la comida internacional como la china, “que en Los Ríos es parte de su cultura”, aseguró el chef Cruz.

Pese a la popularidad de “Cuchara Brava”, los organizadores no contemplan la posibilidad de llevarlo a otras localidades fuera de Los Ríos.

Cruz indicó que el objetivo es hacer del festival un evento icónico de la provincia. Sin embargo, hay huecas que participan en el evento gastronómico “Raíces” que se realiza en Guayaquil.

Hace cinco años, hubo muchos cantones que se inclinaron por este tipo de encuentros. “Pero, dicho por el Ministerio de Turismo, de ese grupo solo han quedado Cuchara Brava y Raíces”, aseveró Cruz. 

El festival gastronómico continuó en Quevedo donde se lo desarrolló en el estadio 7 de Octubre. Entre los premios entregados a los ganadores hubo becas de estudio en escuelas de chefs de Guayaquil. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: