Ecuador, 18 de Junio de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Los padres tienen que concurrir a las aulas

Los padres tienen que concurrir a las aulas
26 de marzo de 2011 - 00:00

Mayra Gutiérrez, moradora del Guasmo Sur, quien acudió  por primera vez al colegio Guayaquil para matricular a su hija en el 8º año de básica, ayer  se incomodó con un cartel que fue colocado en la entrada del plantel.

El letrero cita, el 26 de marzo (hoy),  a los padres de familia  para realizar una minga. Los asistentes deben llevar, al menos, una escoba para realizar la tarea.

“¿No se supone que el Gobierno es el que debe preocuparse de la limpieza de las escuelas?”, critica Gutiérrez. “¿Por qué los padres debemos realizar una tarea que le corresponde al colegio?”, expresa malhumorada.

La permanente convocatoria  y  administración de los recursos de los planteles por parte de los padres de familia  son parte de  los objetivos del nuevo modelo  propuesto por el Ministerio de Educación.

Antes de que empiece el nuevo periodo lectivo, como Mayra Gutiérrez, varios representantes de alumnos  consultados expresaron que tienen dudas sobre su participación en  la comunidad educativa.

Participación

El primer trabajo de limpieza, aseguró Ketty Flores, rectora del Guayaquil, es algo que se realiza cada año para comenzar el trato directo e informal con los nuevos integrantes de la comunidad.

Flores admite que al principio no es sencillo involucrar a los padres con las actividades del colegio, pero la situación se supera gradualmente.

“No se obliga a nadie”, puntualiza Flores. “Nuestro objetivo es mostrar a los  progenitores que deben estar pendientes del buen funcionamiento del establecimiento como mandan las disposiciones del Ministerio”.

Para Betty Ramírez, madre de familia de un alumno de la escuela República de Costa Rica, la colaboración con los directores y rectores depende  de la  apertura de ellos con los requerimientos ciudadanos.

“Siempre habrá el representante del alumno que quiere  dejar toda la educación en manos del plantel”, observa Ramírez. Para ella  las autoridades también deben  motivarlos a través de talleres o reuniones que permitan contribuir  en la enseñanza.
Talleres
El Ministerio de Educación (ME) plantea organizar  talleres para socializar con los padres y notificarles lo que ocurre al interior de los planteles.
La subsecretaria de Educación, Mónica Franco, asegura que este  debate se mantendrá. “Haremos una observación  exhaustiva para acercar el Ministerio a los representantes”. 
Franco explicó que el docente deberá utilizar las dos últimas horas de la jornada para atender los requerimientos de los padres de familia.  
“En lo que no pueden tener injerencia es el ámbito académico”, acota Franco.
Aquello significa que los padres no pueden determinar  cargas horarias de asignaturas ni los maestros que las van a impartir.  
Sobre la frecuencia de los encuentros, Franco explica que “estamos proponiendo que sea, al menos, una vez a la semana, pero aún estamos socializando ese punto”.
La cartera de Estado plantea la conformación de 1.200 circuitos educativos.
Organización
De acuerdo con la organización vigente,  los  representantes de los estudiantes serán llamados en las primeras semanas de clases para la elección del nuevo comité central de padres de familia.
Pero con  la nueva Ley de Educación Intercultural,  el   ME planea cambiar el modelo administrativo.
Horarios
La rectora del colegio Vicente Rocafuerte, Carmen López, manifiesta que con la nueva carga horaria habrá mayores oportunidades de que los padres de familia se preocupen por sus hijos.
A partir de este año lectivo, los profesores tendrán  horarios de trabajo para -según las autoridades educativas- acercar la labor de los docentes a los estudiantes y padres de familia.  
La jornada aumentó de 6 a 8 horas para los maestros de las 3 jornadas de la educación fiscal. En horario matutino, el trabajo será entre 06:45 y 14:45; en horario  vespertinos, entre 12:00 y 20:00. Los nocturnos acudirán de 19:00 a 22:35 y los sábados de 13:00 a 18:50. “Con más horas disponibles ampliamos las posibilidades de acercamiento con los padres de familia”, afirmó López. 
Según López, en los primeros niveles de educación (8º, 9º y 10º de básica) la preocupación de los padres de familia es mayor que en bachillerato. 
“Al principio están pendientes de los primeros pasos de su hijos en el nivel de secundario y luego muchos se desentienden porque consideran que los estudiantes son más independientes”, comentó López.
Las autoridades de varios de los  planteles fiscales más requeridos por la comunidad (Vicente Rocafuerte, Guayaquil, Aguirre Abad, 28 de Mayo, entre otros) coinciden en que el nuevo modelo administrativo servirá para potenciar el interés de los padres.

Contenido externo patrocinado