Los dos hermanos desaparecidos de Rosa Witt

Fausto Witt estuvo internado en el Hospital Julio Endara en Quito y de allí se perdió para siempre.
31 de enero de 2021 00:00

Fausto Witt estuvo internado por problemas de salud en el Hospital Especializado Julio Endara, ubicado en el cantón Quito. En 1999 fue reportado como desaparecido mientras era paciente de esa entidad de salud pública. Rosa Witt comenta que su otro hermano, Enrique Witt, desapareció en otras circunstancias en 2011 y fue hallado sin vida en 2014, esta situación no fue esclarecida por las autoridades. Así Rosa Witt perdió a sus únicos hermanos y aún exige justicia al Estado ecuatoriano para que determine a los responsables, en especial el de Fausto, cuyo proceso está activo en la Fiscalía General del Estado (FGE).

Una persona juguetona, bromista y tímida en la niñez es la forma como describe Rosa Witt a su hermano Fausto; además asegura que durante el colegio, él fue un buen estudiante y era querido porque enseñaba matemáticas a sus compañeros. Problemas emocionales durante la adolescencia de Fausto fueron la causa de su epilepsia. Antes de la desaparición, él recibía tratamientos en dos centros privados de Quito para controlar su epilepsia. Rosa explica que nunca tuvo un reclamo de esas instituciones sobre algún intento de fuga de su hermano, pues, tenía la medicación adecuada.

Fausto fue ingresado en el hospital Endara por casi 3 meses. Faltaban tres días para que Fausto regrese a una entidad de salud privada cuando el personal del Julio Endara avisó a Rosa que su hermano, de 36 años, había desaparecido desde el 14 de octubre de 1999. La Policía Judicial del Ecuador recibió la denuncia del caso el 19 de octubre de 1999.

Rosa Witt esperaba una adecuada actuación de las autoridades en la búsqueda de su familiar, sin embargo, años después se enteró que el caso fue archivado. En 2012 conoció a Walter Garzón y la labor que realiza la Asociación de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas en Ecuador (ASFADEC).

“Alguien me avisó que podía activar el caso y el 13 de enero de 2013 lo activé como nuevo (…) manifesté que ya hice la denuncia en 1999. El agente debió citar a la persona que en ese entonces firmó como responsable”, comentó Rosa. Actualmente, la Fiscalía Nro. 3 de Personas Desaparecidas de la FGE mantiene el caso de Fausto Witt en investigación.

Rosa afirma que en estos 21 años, la Fiscalía y la Policía ecuatoriana cometieron varias irregularidades; además, algunas enfermeras del Hospital Endara realizaron declaraciones contradictorias asegurando que Rosa Witt retiró a Fausto del hospital o aseguran que se le dio de alta, pero presentan la fecha de esta supuesta “alta médica” con un registro posterior a la de la desaparición.

Rosa Witt dice que exigirá justicia y adelanta: “haré un reclamo internacional porque aquí no hay respuesta del Estado. Voy a seguir hasta las últimas consecuencias porque alguien debe responder por la desaparición de mi hermano, es una vida y son 21 años sin saber nada”.

Te recomendamos

Las más leídas