¿Se retrasó el verano en el Ecuador?

14 de julio de 2020 20:15

La nueva normalidad llegó al Ecuador con bastante lluvia. En junio, ciudades de la región Sierra, como Quito, ingresaron al semáforo en amarillo por la emergencia sanitaria y también debía comenzar la época seca, conocida popularmente como verano. La temporada de calor no inició en las fechas que generalmente ocurre, pero esto no se debe a que se haya retrasado.

Si bien en el país no hay estaciones por la ubicación geográfica en la que se encuentra, sí existen dos sistemas atmosféricos denominados lluvioso y seco. El segundo transcurre de junio a agosto y se caracteriza por altas temperaturas y pocas lluvias.

Sin embargo, las precipitaciones se han hecho comunes en estos dos últimos meses, principalmente en julio, cuando se supone que más calor debería hacer. “Hemos tenido anomalías (en el clima), reconoció Javier Macas, de la Dirección de Pronósticos y Alertas Hidrometereológicas del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi).

Macas explicó que los sistemas atmosféricos no se establecieron como estaba previsto y por eso se registraron precipitaciones y nubosidad en julio. Esto se debe a que Ecuador se encuentra en una zona propensa a cambios y variaciones a escala mucho mayor que en otros países.

El mal clima estuvo relacionado con la humedad que pudo provenir de Colombia, el Océano Pacífico o de la cuenca amazónica de Brasil. "La sensación de días fríos respondió a la ausencia de brillo y radiación solar por la alta cobertura nubosa”, manifestó el experto, en una entrevista con El Telégrafo. También aclaró que la acumulación de nubes se produjo por un grado elevado de humedad.

¿Cuáles son las estaciones del Ecuador?

El Ecuador no tiene las cuatro estaciones tradicionales por estar en el paralelo 0. El clima se presenta a través de dos temporadas, seca y lluviosa. Como sus nombres lo indican, en una prevalecerá la lluvia y en la otra el sol. “En un mes seco puede que llueva cinco o seis días, mientras que en la época lluviosa son cinco o seis sin precipitaciones. Esa es la diferencia”, agregó el funcionario del Inamhi.

Julio es uno de los meses estadística y climatológicamente  más secos, con precipitaciones bajas, pero en este 2020 ha tenido un índice bastante alto de lluvias. En la primera semana del mes hubo granizo y tormentas eléctricas en Quito y otras ciudades del Callejón Interandino. La fuerza del fenómeno atmosférico fue suficiente para superar el registro esperado en el mes. “En climatología siempre se pueden registrar estos escenarios”, manifestó el especialista.

Sin embargo, el clima de abril y mayo fue más soleado de lo normal. Esto no se debió a un adelanto de la época seca, sino que el sistema atmosférico trajo consigo vientos que impidieron el paso de la humedad, mencionó Macas. Además, en su análisis detalló que hubo una distribución de lluvias por distintas localidades.

Un mejor clima para el resto del mes

“Esperamos que a partir del 15 de julio haya un cambio de los sistemas que acarrean masas de aire mucho más secas y cálidas, que denoten las características de la época seca”, dijo Macas. Esto quiere decir que se prevé un cielo con menos nubosidad y más presencia de radiación ultravioleta durante el día.

El Inamhi no descarta lluvias en lo que resta de la temporada seca. El Ecuador es susceptible a sufrir pulsos de humedad que provoquen precipitaciones, pero se calcula que no serán tan grandes ni potentes como las de principios de julio.

“En esta época seca nosotros deberíamos tener mayor incidencia de masas secas desde el Caribe, incluso desde el Pacifico, todo eso es lo que puede llegar a promover la estabilidad atmosférica”, sostuvo Macas, en referencia a una aparente ausencia de precipitaciones, pero tampoco aseguró que estén exentas de ocurrir. (I)

Contenido externo patrocinado