Moreno fue el profesor invitado en Carchi

- 11 de septiembre de 2018 - 15:06
El Jefe de Estado, Lenín Moreno, durante la clase que impartió en la Unidad Educativa Pablo Muñoz Vega de San Gabriel, en la provincia del Carchi.
Foto: Mario Egas / EL TELÉGRAFO

El Presidente de la República impartió una clase sobre los valores de la Patria y sus símbolos a los estudiantes de la Unidad Educativa Pablo Muñoz

Después de una semana del inicio de clases en el ciclo Sierra-Amazonía, los niños del séptimo año de Educación General Básica (EGB) recibieron su primera clase de ciudadanía dictada por el presidente Lenín Moreno. El Primer Mandatario visitó la Unidad Educativa Pablo Muñoz Vega, ubicada en el centro de San Gabriel, en Carchi.

En los exteriores se concentraron padres de familia para saludar al gobernante e informarle sobre las necesidades del plantel.

Claudia Peralta fue una de ellas. La mujer, de 45 años, y madre de dos alumnos, pidió mejorar la infraestructura. Para ella la carencia de laboratorios limita la formación de los estudiantes.

Moreno estuvo acompañado de Fander Falconí, ministro de Educación.

El funcionario explicó a los 24 alumnos que el Mandatario compartirá con ellos la importancia del respeto a los símbolos patrios y el valor que tiene la Patria.

La clase inició con un pedido: “Levante la mano quien quiere ser feliz en la vida”, dijo Moreno. Todas las manos de los infantes se levantaron. El Jefe de Estado añadió que para ser felices deben ser buenos seres humanos y buenos ciudadanos.

La religiosa Carmen Patiño, rectora del establecimiento, presenció la clase junto a Falconí. El centro escolar que ella dirige tiene 92 años de creación. Ahí se forman cerca de 800 estudiantes desde inicial hasta tercer año de bachillerato. Lo hacen con la ayuda de 37 docentes.

El Jefe de Estado contó que sus abuelos paternos vivían a pocas cuadras de esa unidad educativa. Por ello el Presidente vivió su infancia en esa ciudad; durante sus vacaciones recogía moras, uvillas y taxos en el campo.

Cuidar de la urbe en la que cada persona vive es parte de ser un buen ciudadano, remarcó. Moreno recordó que San Gabriel fue declarado patrimonio arquitectónico.

Los niños plantearon interrogantes al Mandatario. Sisa Álvarez le preguntó qué quería ser cuando era niño. Moreno respondió: ser pirata.

Los niños rieron y el Presidente explicó una de las visiones de la concepción del mundo del pueblo Aymara. Pidió la ayuda de Josué, uno de los alumnos.

El Presidente sostuvo que del pecho hacia adelante es el futuro, de la espalda hacia atrás el pasado. El brazo derecho es el trabajo, el izquierdo la relación con las otras personas. Los pies, la conexión con la naturaleza, y la cabeza el vínculo con Dios. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: