Las Manuelas entregan ayudas técnicas en Guayaquil y Durán

- 26 de noviembre de 2018 - 11:30
Las Manuelas de la zona 8 continúan recorriendo los hogares de las personas con discapacidad en el cantón Durán y Samborondón, como parte de las fases cuatro y cinco de intervención.
Foto: Cortesía

Cerca de 600 ayudas técnicas y atención de salud se entregaron en Monte Sinaí y la parroquia Tarqui, en Guayaquil, donde brigadistas de Las Manuelas de la zona 8 junto con Médicos del Barrio visitaron hogares de personas con discapacidad

En su casa de caña, Gloria Guerrero, con el 43 % de discapacidad física producto de la diabetes, acompañada de su hijo Raúl saludó a la brigada que llegó a su domicilio para brindarle ayuda integral. Guerrero recibió una nueva silla de ruedas que reemplazará a la que había pedido prestada a su vecino. 

“Me puedo mover mejor y hacer las cosas junto con mi hijo que tiene síndrome de Down, porque entre los dos nos apoyamos para salir adelante”, comentó la mujer.

En otra de las cooperativas de Monte Sinaí, Eduardo Castro, de 32 años, junto con su madre recibieron a las brigadistas. Desde hace tres años le diagnosticaron cáncer en la columna producto de un accidente de tránsito, por lo que quedó inmovilizado la mitad de su cuerpo.

“Antes del accidente vendía ceviche de camarón y ostión en moto, así mantenía a mis cuatro hijos, ahora ya no puedo movilizarme y permanezco al cuidado de mi madre, quien también cuida a mi hermana con discapacidad”, indicó Eduardo. 

Durante la visita al hogar de Castro, se le actualizó el registro social del núcleo familiar, además se le entregó una silla de ruedas y pañales; ayudas técnicas que contribuirán a mejorar su calidad de vida. 

“En la intervención que realizamos en el cantón Guayaquil, en las  parroquias Ximena, Tarqui, Pascuales y el cantón Durán, hemos entregado cerca de 600 ayudas técnicas junto al Médico del Barrio”, señaló Andreina Peña, supervisora de Las Manuelas de la zona 8.

En el recorrido, a Gloria Cedeño, con el 87 % de discapacidad producto de un accidente cerebro vascular, le brindaron  atención médica en su domicilio y le entregaron varias ayudas técnicas. 

“Necesitábamos la silla de ruedas porque mi madre permanecía solo acostada en su cama ya que no le podíamos movilizar”, manifestó Aracely Avilés, quien cuida a Gloria desde que sufrió el accidente.  (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: