EL instituto objeta hasta un 40% del valor

Las facturas de clínicas no son iguales a las auditorías de IESS

EL instituto objeta hasta un 40% del valor
29 de mayo de 2014 00:00

Desde 2009, 105 hospitales y clínicas privadas de Pichincha, Guayas, Azuay, Imbabura, Loja, Manabí, Tungurahua, Chimborazo y El Oro mantienen convenio con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) para brindar atención a sus afiliados.

El proceso de pago del servicio que ha sido asumido por el IESS y el Ministerio de Salud Pública (MSP) ha presentado “un gran retraso”, según un comunicado difundido el domingo pasado, por la Asociación Nacional de Clínicas y Hospitales Privados del Ecuador (Achpe).

La organización, integrada por 41 hospitales y clínicas privadas del país, sostuvo que ante la situación, “enfrentan una grave crisis económica que no les permite pagar a los proveedores de insumos y medicinas, ni a los profesionales médicos vinculados con la atención de los pacientes referidos”, por lo que “no podrán sostener más su colaboración”.

Luego del comunicado, la atención a los afiliados del IESS continuó con normalidad en la mayoría de centros privados de Guayaquil. Tal es el caso de Norma Herrera, quien fue intervenida quirúrgicamente en su rodilla izquierda en la clínica Kennedy de esa ciudad. La mujer de 69 años mencionó que fue delegada de la Unidad Médica Norte del IESS.

El presidente del Consejo Directivo del IESS, Hugo Villacrés, aseguró que no existe motivo alguno para que las clínicas no brinden servicios a sus afiliados, por lo que pidió calidad en el servicio.

En cuanto al retraso de los pagos, señaló que en algunos casos los prestadores externos no suben las facturas al sistema de pagos, que permite realizar una auditoría a los documentos en un plazo de 15 a 16 días.

“Ese es el malestar. Si las clínicas no suben las facturas a redes, es mucho más difícil que podamos trabajar en los procesos de auditoría porque hay que hacerlo manualmente”, explicó Villacrés.

Agregó que existen saldos pendientes porque se han entregado como un bono, desde antes que los nuevos directivos asuman sus funciones (7 semanas), y estos no han sido liquidados. “Ahí existe la corresponsabilidad, tanto de los hospitales que en su momento debieron haber reclamado una liquidación, como del Seguro Social para buscar los mecanismos y liquidar la deuda”.

Manifestó que el monto adeudado no coincide con el valor señalado por las clínicas y se desconoce la cifra total de lo que se debe.

“Dentro de cada proceso de facturación existe una auditoría y ese proceso ha generado en promedio el 30% y 40% de objeciones con respecto a los pagos en determinadas clínicas y centros de atención”, destacó Villacrés.

Por su parte, el MSP indicó que la deuda a las casas de salud privadas entre 2013 y 2014 es de $ 19,9 millones, de los cuales, a la fecha, se ha pagado cerca de $ 14,4 millones. Aclaró que en los próximos días se desembolsarán 2,4 millones ya auditados, mientras que el monto restante está en proceso de auditoría previamente al pago, tal como corresponde de acuerdo con la ley y demás normativas vigentes. Añadió que se cancelará hasta julio.

Luego de las declaraciones, los miembros de la Achpe mantuvieron una reunión en su sede, en Quito, pero se abstuvieron de dar declaraciones a la prensa.

Entre tanto, Villacrés señaló que la mesa de negociaciones está abierta al diálogo, por lo que las reuniones continuarán.

*Lea mañana cuáles son las tarifas reales en las clínicas privadas.

Los afiliados al IESS continúan recibiendo atención en los hospitales particulares. Foto: Miguel Castro.
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado