Un spot publicitario informará a la ciudadanía sobre la nueva campaña de prevención

La vacunación contra el papiloma contempla más de un millón de dosis

Un spot publicitario informará a la ciudadanía sobre la nueva campaña de prevención
07 de mayo de 2014 00:00

El virus del papiloma humano tipo 16 y 18 es el que tiene más probabilidad de producir cáncer cérvico-uterino en las mujeres. Por ello, el Ministerio de Salud emprendió una nueva etapa de la campaña de vacunación preventiva a niñas entre los 9 y 11 años de edad.

La vacunación se realiza desde hoy en las instituciones educativas públicas y privadas del país, así como en los centros de salud de forma gratuita. Las niñas recibirán dos dosis. La segunda será luego de 6 meses. El Ministerio dispone de 1’400.000 dosis para 2014.

Lo que implica un presupuesto aproximado de $ 20 millones, según explicó Francisco Vallejo, subsecretario nacional de Vigilancia de la Salud Pública, quien añadió que en el mundo existen 530 mil nuevos casos de cáncer uterino y, además, un caso de entre 265 mil mujeres es fatal. “Solo en Ecuador, en 2012, murieron 664 mujeres con cáncer uterino. Hay proyecciones de que quizá tengamos nuevos casos de cáncer cérvico-uterino en alrededor de  dos mil mujeres. Por ello trabajamos en prevención”, dijo.

El virus del papiloma humano es una enfermedad de transmisión sexual. Varios estudios han identificado 140 cepas o tipos diferentes que provocan cáncer vulvar, vaginal, anal y verrugas genitales.

Por ejemplo, las cepas 6 y 11 desarrollan verrugas genitales, que suelen ser benignas pero causan un trastorno psicológico en hombres y mujeres por su aspecto, lo que provoca problemas de autoestima.

En varias ocasiones, suele ser una enfermedad silenciosa porque no siempre presenta síntomas de forma inmediata y puede aparecer luego de 15 o 20 años.

La vacuna en Ecuador cuesta alrededor de $ 170 y debe aplicarse varias dosis. Los ginecólogos la recomiendan, al igual que realizarse el examen de papanicolau, al menos una vez cada año. Las dosis son más efectivas en niñas que en mujeres adultas (hasta los 25 años) porque la mayoría no ha tenido su primer contacto sexual.

Manuel Peña, representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en Ecuador, aseguró que la vacuna es beneficiosa y que no conlleva riesgos posteriores. “Se ha establecido una plataforma para ver los efectos adversos después de tener vacunas. Los estudios con respecto a eso no han reflejado casos graves. El riesgo mayor es que las niñas no reciban la dosis”, argumentó Peña.

La campaña de vacunación, que inició en una primera etapa el pasado 17 de febrero, es una política que forma parte de la Estrategia Nacional para la Prevención del Cáncer del Cuello Uterino en Ecuador. Esta iniciativa pretende reducir la incidencia del virus del papiloma y la mortalidad a causa del cáncer.  

Entre el 5 y 6 julio, las autoridades de salud expondrán las lecciones aprendidas, casos y experiencias sobre la incidencia del virus del papiloma humano en Ecuador. También participarán países como Estados Unidos, Canadá, México y Costa Rica. Se prevé que la cita se realice en Argentina.

Contenido externo patrocinado